http://es.paperblog.com/

miércoles, 24 de octubre de 2012

BEBER "SOLO" FINES DE SEMANA PRODUCE DAÑOS EN EL ORGANISMO

El estudio sociológico "Juventud y Alcohol" revela que más de la mitad de jóvenes entre los 16 y 18 años se ha emborrachado al menos una vez, y que aún perduran falsos mitos sobre el alcohol, como que beber sólo los fines de semana no produce daños en el organismo.
En la actualidad, los adolescentes se inician en el consumo de alcohol a los 13,7 años de edad media, lo que supone más de un año antes de lo que sus padres creen", afirma el Dr. Juan Álvarez, patrono de la Fundación Pfizer. Entre las razones para hacerlo prima el deseo de experimentar tras la asistencia a fiestas o celebraciones.
 

También se atribuye el elevado consumo de los jóvenes a los siguientes factores: la fácil disponibilidad para la obtención de bebidas, carecer de personalidad predispuesta como consuencia de la pérdida de valores morales a nivel socio-familiar, la incapacidad formativa y preventiva de la escuela, etc.
El inicio en el consumo de alcohol en edades tempranas es un tema de gran calado social, máxime cuando analizamos el resto de datos que arroja el estudio:
- Alrededor del 70 por ciento de los jóvenes españoles entre los 12 y los 18 años reconoce haber probado el alcohol en alguna ocasión.
- Más de un tercio lo consume al menos una vez al mes, y más del 10 por ciento una vez a la semana.
- El 44 por ciento de los progenitores desconoce estas costumbres de sus hijos.
- Pero los padres que tienen hijos consumidores de alcohol y lo saben (la otra mitad), les permiten beber.

- Más de la mitad de los jóvenes encuestados confirma un escaso o nulo contacto con su familia para hablar de este tema.
En cuanto a las bebidas más consumidas,  la cerveza es la que tiene más tirón los días laborales y los licores de alta graduación (ron, whisky, vodka…etc.) los fines de semana.
A pesar de que la mayoría de los jóvenes afirma estar suficientemente informado sobre los efectos y problemas asociados al consumo de alcohol, sólo uno de cada cuatro se propone dejar de beber o al menos reducir su consumo.
Son pocos los que deciden no probar el alcohol. Entre los motivos que les llevan a no hacerlo, el estudio confirma que junto con la genérica respuesta que menciona la falta de interés: "nunca me ha llamado la atención", "nunca me he planteado tomarlo"... saber que ocasiona problemas de salud es el principal motivo por el que no lo hacen.
 
El tercer motivo que más destacan los chicos/as consultados a este respecto tiene que ver con su aún corta edad para iniciarse en el consumo de alcohol: "soy pequeño", "aún no tengo edad". Aunque mencionan otras razones como el simple rechazo al sabor/gusto del alcohol y la prohibición a consumirlo por parte de los padres.
Por su parte, los padres y madres consultados destacan la educación y buena información adquirida sobre el tema, en casa o en el colegio, y la no presencia de consumidores de alcohol en el hogar. Hay muchos valores contrapuestos asociados al alcohol "como la sociabilidad, la cohesión grupal o el intento de acceder a una vida adulta por un lado y, por otro, la salud, el rendimiento escolar o la integración social positiva", señala el profesor Enrique Baca, patrono de la Fundación Pfizer y Catedrático de Psiquiatría.
 
Solo una pequeña parte de los individuos que consumen alcohol (entre un 10 y un 14 por ciento) desarrollan un proceso de abuso y dependencia, debido a 'factores de vulnerabilidad' del sistema nervioso central, que determinarían el inicio y mantenimiento del proceso adictivo y el desarrollo de una dependencia.
 
Para evitarlo, los expertos insisten en que el consumo de alcohol sea responsable, que los mayores de edad consuman moderadamente, y que haya tolerancia cero ante el consumo de los menores, porque puede perjudicar a su desarrollo.
En definitiva, podemos destacar que una mayor información-formación en la escuela, mejorar los programas preventivos o más control y represión del consumo no autorizado, serían otras de las medidas a adoptar. ¿Crees que deberían limitar el consumo de alcohol a menores de 21 años? ¿O subir los precios como ya se hizo con el tabaco?

NOTICIAS QUE TE HARÁN SENTIR BIEN

Conozca algunas noticias que te harán sentir bien.
 
Frutas y verduras son los nuevos bronceadores
Los carotenoides de las frutas naranjas y las verduras ofrecen muchos beneficios saludables y ahora también uno cosmético: te hacen parecer más morena. Los científicos afirman que comer cinco porciones de alimentos ricos en carotenoides como zanahorias, tomates, ciruelas y batatas todos los días da a la piel un brillo saludable de seis a ocho semanas.
 
La música sana el corazón
Las personas que escuchan su música favorita una semana sí y otra no durante unos meses pueden reducir su presión arterial hasta seis puntos, lo que equivale a seguir una dieta baja en sal o a perder cinco kilos, según los investigadores a la Asociación Americana de Cardiología.
 
El amor está a tu lado
Las parejas son capaces de comunicar emociones profundas entre ellas con solo darse la mano, según un estudio de Cognition & Emotion. Mediante un simple toque, se pueden transmitir complejos sentimientos como la gratitud, la felicidad, el amor, la tristeza, la compasión, la vergüenza, el orgullo y la sorpresa.
 
La risa alivia el dolor
Una buena carcajada puede aliviar el umbral del dolor en un 10%, dice un estudio de Proceedings B, publicado por la Royal Society. Los investigadores dicen que se debe al poder de las endorfinas calmantes liberadas durante una buena carcajada.

LO QUE COMES ES LO QUE ERES

 
Consejos para llevar una dieta saludable
 
Nuestro día a día favorece el sedentarismo. Caminas poco porque usas transportes privados o públicos y haces cada vez menos ejercicio porque tienes ascensores en todas partes. En el trabajo pasas la mayor parte del tiempo en la silla, ¡y hasta el teléfono móvil te libera de tener que moverte para atender una llamada!…
La pregunta es, ¿dónde comes? ¿Y qué comes? La mayor parte de las veces, fuera de casa, con mucho estrés y poco tiempo. Eres lo que comes, por lo tanto aquí te ofrecemos algunos consejos para llevar una dieta saludable.
Vigila cuánto comes y lo que comes. No intentes saciarte. Es decir, quédate con un poco de hambre; así acostumbrarás a comer menos. Y, si puedes ir caminando para hacer tus gestiones más cotidianas, hazlo, aunque te lleve un poquito más de tiempo. Olvida el ascensor e intenta hacer ejercicio en tus ratos de ocio. Puedes bailar o hacer senderismo. Todo esto, unido a una buena dieta, te ayudará a mantener tu peso.
 
Frutos secos
¿Sabías que los frutos secos se pueden calificar como la carne vegetal? Son ricos en grasa, proteínas y vitaminas del grupo B, necesarias para la salud de los nervios y el cerebro.
Deben ser consumidos con moderación si tienes problemas de peso, por su alto contenido calórico, pero está comprobado que, por ejemplo, las almendras ayudan a prevenir la osteoporosis. Consumir nueces cinco veces por semana reduce el riesgo de ataque al corazón un cincuenta por ciento. Así que, ¡mete un puñadito en tu bolso para picar entre horas!
 
Frutas
Hay ciertas frutas que no deben faltar en tu frutero. La manzana, por tener una gran cantidad de sustancias terapéuticas nutricionales; el plátano, por ser la fruta de los nervios; el limón, de acción bactericida y antiséptica; los cítricos en general, como la naranja y la mandarina, recomendados para evitar gripes y contaminación. La uva, que controla la tensión alta y ayuda ante catarros y resfriados, además de limpiar el hígado y los riñones.
 
Pescado
La ingesta habitual de pescado rico en ácidos grasos omega-3, como el salmón o el atún, ayuda a controlar los niveles de colesterol en sangre, así como la inflamación articular en los casos de artritis.
 
Brócoli
Pero, sin duda, una de las estrellas, es el brócoli, que, además de proteínas y glúcidos, contiene vitamina A, C y B1 y B2, además de calcio, fósforo, hierro y ácido fólico. Tiene un alto contenido en sulforafano, una sustancia anticancerígena. Hay que cocinarlo al vapor o hervido y durante poco tiempo, para no perder algunos de sus nutrientes, especialmente la vitamina C. ¡Y es delicioso!
 
Pipas
Las pipas de calabaza, son ideales para el cuidado de la próstata, por su alto contenido en hierro, y un buen alimento para prevenir la anemia. Tanto éstas, como las de girasol, evitan la formación de cálculos en el riñón y se recomiendan a las personas que padecen trastornos intestinales.
 
Legumbres
¿Tomas legumbres habitualmente? Pues debes saber que son imprescindibles. Los garbanzos y las lentejas son esenciales en la dieta de las mujeres embarazadas y muy recomendadas para personas con problemas de estrés.
 
Cebolla y ajos
Para las varices, ¡la cebolla! Y el ajo reduce la tensión arterial y es un potente antibacteriano.
 
Zanahoria y calabaza
La zanahoria evita la aparición de caries, asegura el buen funcionamiento de la retina y protege nuestra piel de los efectos nocivos del sol. La calabaza es uno de los alimentos que mejor cuida la salud de nuestros ojos y produce un efecto laxante y diurético.
Si no cuidas tu cuerpo, nadie lo hará por ti. Sólo tienes uno, y es para toda la vida… Mejor prevenir que curar, ¿no?

EL CONDIMENTO QUE COMBATE EL CÁNCER

 
Gracias a sus propidades, el orégano es capaz de protegerte de esta enfermedad
 
El orégano, ese condimento que a todas nos encanta espolvoreado sobre una rebanada de pizza, es más poderoso de lo que indica su tamaño, pues está repleto de antioxidantes que combaten el cáncer.
Esto es lo que reveló un estudio realizado por el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA por su sigla en inglés). El mismo halló que esta especia contiene 30 veces más antioxidantes que el arándano azul. Así que ponle más sabor a tus comidas con el saludable orégano.
Además, añadirle más orégano a tus platos de pasta, carne, frijoles y vegetales puede proteger a los hombres del cáncer de próstata, gracias al carvacrol, un ingrediente activo que mata las células precancerosas de la próstata.

BENEFICIOS DEL MASAJE RELAJANTE

¿Estrés, ansiedad, cansancio...? Hoy queremos proponerte una forma muy efectiva de terminar con las consecuencias negativas de nuestro día a día. ¿Te apetece un masaje?
 
Beneficios de un masaje relajante en cosmopolitan.com.esYa lo sabes, eres la primera en sentirlo: el estrés de nuestro día a día puede afectarte, y mucho, tanto física como psicológicamente. Lo que te proponemos no es la solución definitiva, pero sí puede ayudarte a recuperar fuerzas para afrontar tu rutina diaria. Y es que un masaje relajante tienes más beneficios para nuestra salud de los que pensábamos:
1. Con un masaje relajante, conseguimos terminar con problemas musculares como las contracturas, provocados por una mala postura prolongada, un movimiento brusco o incluso por el estrés.

2. Un masaje relajante mejora la circulación sanguínea en todo el cuerpo y, como consecuencia, se produce un aumento del aporte de oxígeno en los tejidos y los órganos, beneficiando nuestra salud en general.

3. Aumenta el flujo del líquido linfático mejorando nuestro sistema linfático, el encargado que terminar con las toxinas Beneficios de un masaje relajante en cosmopolitan.com.esy otros contaminantes de nuestro cuerpo.

4. Al eliminar las toxinas y las células muertas, nos ayuda a tener una piel más sana y bonita.

5. Promueve la respiración profunda y lenta lo que nos beneficia en cuerpo y mente. No sólo aumenta el nivel del oxígeno en nuestro cuerpo sino que además nos reja y aplaca la ansiedad.

6. Al proporcionarnos esa sensación de relax, este tipo de masajes nos ayudan a disipar las tensiones y las preocupaciones del día a día.

martes, 23 de octubre de 2012

LA CRISIS DE LOS 40

Cuando llegan los 40, para muchos se despierta la ilusión de vivir una segunda adolescencia. No importa que seas hombre o mujer, a todos nos afecta más o menos por igual, surgen las dudas parecidas y un estado emocional en el que nos preguntamos ¿qué es lo que he hecho hasta ahora con mi vida?

¿Te has propuesto recuperar el tiempo perdido?
La idea puede ser tentadora, pero también arriesgada si te empeñas en hacerlo a cualquier precio y sin un mínimo de objetividad.
El tiempo ha pasado pero tampoco lo has perdido, seguramente has renunciado a algunas metas para alcanzar otras y no es lógico que ahora estés dispuesto a tirar todo por la borda.
Si tu idea de recuperar ese tiempo perdido supone intentar dar marcha atrás y volver a la adolescencia, no lo vas a conseguir, lo que sí puedes lograr, y será muy positivo, es sacar partido a esta “crisis” construyendo sobre tus propios cimientos, hacer balance y, si te merece la pena, recuperar algunos sueños que quizá ahora puedas hacer realidad más fácilmente.

Señales en el cuerpo
De repente te das cuenta de que te han salido canas, los vaqueros no te sientan como antes y no puedes hacer muchos excesos.
Si todo esto te sirve para cuidarte más, será estupendo, pero ni los cambios radicales ni dejarte la piel en el gimnasio te devolverán la juventud.
Tómatelo con calma, los 40 son una edad estupenda y, cuanto antes lo asimiles, antes disfrutarás de lo que te pueden ofrecer.

CONTRATAQUE EL ESTRÉS CON ACTIVIDAD

Con dolor de cabeza, lo que uno quisiera es moverse lo menos posible.
 

Cada movimiento nos recuerda, con las molestas neuralgias, que el cuerpo está extremadamente estresado. Desde luego que la inmovilidad no es siempre el mejor remedio. Si usted se ejercita con un propósito, podrá aflojar y relajar los músculos acalambrados.
Los ejercicios individuales presentados aquí le sirven para relajar la musculatura superior de la cabeza y de la nuca. Usted deberá, cuando está comenzando el dolor o de manera preventiva, practicarlos por lo menos dos o tres veces al día.
Sobre todo en caso de emergencia, pero también como preventivo, se recomienda lavarse la cara con agua fría. El frío contrae los vasos sanguíneos de la cara, aumentando la presión, y a largo plazo también sirve para aflojar los músculos acalambrados. Tómese diariamente unos minutos y comprobará que en poco tiempo logra dominar los dolores.
Echarse agua en la cara
Ejercicio
 - Llene un lavado con agua a temperatura de 10 a 15ºC. Tenga lista una jarra o um recipiente similar.
- Viértase el agua del recipiente, en el sentido de las manecillas del reloj, sobre la frente y la cara. Después séquese la cara, pero sólo superficialmente.
Relajación de las partes de la nuca
Calentamiento
 - En todos los ejercicios, siénte-se derecho, sin apoyarse. Ponga los hombros relajados, enderece la cabeza y dirija la vista hacia el frente. Inhale y exhale tranquila y lentamente.
- Al comenzar el turno de los ejercicios, afloje 1 minuto la cabeza mientras está sentado; balancéela de izquierda a derecha. Muévase lentamente y no haga movimientos bruscos.
 Ejercicios
 - Después de cada aspiración empuje la cabeza horizontalmente hacia delante; al inhalar haga regresar la cabeza a su lugar, ¡no los hombros! Después, en 3 aspiraciones lleve la cabeza hacia el frente y en otras 3 aspiraciones hágala regresar. Mentenga la tensión al terminar un movimiento durante una aspiración larga.
- Diga no. Ahora cuelgue la cabeza relajada hacia abajo. A partir de la nuca, haga movimientos pendulares de un lado a otro.
- Salude graciosamente. Inhale mientras gira lentamente la cabeza hacia la izquierda en dirección al hombro. La vista debe seguir el movimiento. Con la cabeza hacia el hombro, inclínela como saludando. Exhale y haga volver la cabeza con cuidado al centro. Repita el ejercicio hacia el lado derecho.
 Consejo
 - Puede hacer los ejercicios de pie. En ese caso, separe las piernas e la anchura de las caderas.

EL SECRETO DEL SALMÓN

Si no eres una gran consumidora de salmón, ¡piensa de nuevo! Descubre cómo puedes prevenir enfermedades cardiovasculares y ayudar al funcionamiento de las neuronas cerebrales.
 


Además de poseer un delicioso sabor, el salmón es uno de los alimentos más ricos en Omega 3, un tipo de ácido graso poliinsaturado que ayuda a prevenir enfermedades cardiovasculares y algunos tipos de cáncer.
¿Por qué es tan recomendable? Está clínica y epidemiológicamente demostrado que el consumo de este ácido disminuye los niveles de colesterol, evita problemas complejos de coagulación y disminuye de forma sustancial los riegos de las enfermedades relacionadas con el corazón.
Además, el consumo frecuente de salmón ayuda a mantener la belleza y la juventud de la piel y el cerebro, fortaleciendo y agilizando el funcionamiento de las neuronas. Ya sea crudo o cocido, este pescado no trae más que beneficios para tu cuerpo y tu estado de ánimo. Sí, un estudio realizado por la Universidad de Pittsburg indicó que los individuos que ingieren adecuadas cantidades de Omega 3, a diario, son personas más optimistas y alegres.
Para todo aquel que tenga que reforzar su piel y huesos, comer salmón es la forma más rica y saludable de hacerlo. ¿Por qué? Este increíble animal posee en su carne un alto nivel de vitaminas A, B3, B6 y D, tres componentes que mejoran el sistema inmune y ayudan a combatir la diabetes y la artritis.
¡Ojo! No debes olvidar que para aprovechar los beneficios del salmón y sus ácidos grasos, estos deben consumirse en la adecuada proporción.
Ahora que sabes cuáles son sus beneficios, agrega este delicioso platillo a las comidas diarias de tú y familia.

REDUCE EL RIESGO DE DIABETES

 
Las cerezas, además de deliciosas, ayudan a prevenir una enfermedad temida
 
Seamos honestas: siempre que pensamos en prevenir una enfermedad a través de la dieta o la comida nos vienen a la mente alimentos muy poco apetecibles. Pero esta es una falsa apreciación.
De acuerdo con estudios realizados recientemente en la Universidad de Chicago, en el estado de Illinois, comer ciertos alimentos una vez al día tiene la capacidad de reducir el riesgo de padecer de diabetes (hasta un 40 por ciento).
Ellos son: coco rallado (1/4 de taza), cerezas (1 taza), salsa de manzana no azucarada (½ taza) y canela (½ cucharadita).
¿Lo mejor de todo? ¡Son deliciosos! Comienza a disfrutarlos hoy mismo.

EN FORMA COMO UN ÁNGEL DE VICTORIA'S SECRET

Las tops ya han empezado su entrenamiento para el desfile. ¿Quieres compartir profesor de fitness con ellas?
 
Cada vez queda menos para uno de los shos de moda más esperados del año y sus protagonistas ya se están preparando para el gran día. Son los ángeles de Victoria's Secret, que desfilarán el próximo 4 de diciembre caldeando las temperaturas . La respuesta a la pregunta del millón está siendo revelada en forma de prácticos vídeos: ¿cómo consiguen lucir unos cuerpos tan espectaculares?
La firma ha lanzado (y actualiza con frecuencia semanal en su canal de YouTube) una serie de vídeos donde Doutzen Kroes realiza unas series de entrenamientos de 10 minutos para zonas específicas. Antes ya habíamos visto a otros ángeles como Adriana Lima o Alessandra Ambrosio hacer lo propio. Así, con la ayuda de la modelo y un entrenador, Michael Olajide, podemos seguir fácilmente en casa series de ejercicios similares a los que las tops hacen en su preparación para el desfile. Es lo que la propia firma ha definido como 'el entrenamiento más sexy del mundo' con el que quieren dar más visibilidad a su línea deportiva, VSX Sport .
Puede que tú no tengas la presión de desfilar en ropa interior bajo la atenta mirada de medio mundo, pero sí las ganas de estar en forma. Aquí tienes los vídeos:
Victoria's Secret fitness
Los ángeles con el fotógrafo Russell James: Doutzen Kroes, Arlenis Sosa, Candice Swanapoel, Erin Heatherton y Lindsay Ellingson.
1. Brazos tonificados. Con menos de nueve minutos al día puedes mejorar notablemente el aspecto de tus brazos. Basta con un breve calentamiento para evitar lesiones y una serie de ejercicios concebidos especialmente para tornear el cuerpo femenino. Y es que el objetivo es tornear y no convertirse en Arnold Schwarzenegger.

2. Piernas sexy. Son siete intensos minutos que, si tienen tan buenos resultados como en Doutzen Kroes, merece la pena sufrir. Incluye estiramientos al final para evitar las agujetas.

3. Tronco fuerte. Toca trabajar la parte central del cuerpo, incluyendo zonas tan difíciles como las abdominales y las caderas. ¡Ahora llega el momento de sudar!

4. Trasero envidiable. Si hay algo que llama la atención de cualquier ángel de Victoria's Secret son sus glúteos. El entrenamiento sube de intensidad con estos ejercicios pero los resultados pueden ser espectaculares.

 

lunes, 22 de octubre de 2012

LOS PEORES ALIMENTOS PARA LA CELULITIS

Alcohol
El alcohol estimula la celulitis, tanto su aparición como su desarrollo. Es uno de los primeros alimentos que te quitarían en una dieta porque, además, tiene un alto valor calórico.
 
Bebidas carbonatadas light
A pesar de la etiqueta “light”, estas bebidas tienen componentes que no ayudan a mantener el cuerpo libre de toxinas, responsables a nivel cutáneo de la aparición de celulitis. Evita las bebidas carbonatadas en general.
 
Grasas saturadas e hidrogenadas
El organismo necesita una pequeña cantidad de grasa para poder absorber determinadas vitaminas, pero una dieta sana y equilibrada ya contiene la cantidad necesaria para ello. Un exceso provocará acumulación de grasas innecesarias que se transformarán en celulitis. Nada de mantequillas, margarinas o carnes grasas.
 
Picantes
Ten cuidado con el abuso de las especies picantes. Las especies en moderación son saludables pero el abuso de algunas como la pimienta, irritarán tu estómago y contribuirán a la acumulación de toxinas en el organismo y retendrás líquidos. ¿El resultado? Tu celulitis puede aumentar o dar pie a que se desarrolle más rápido.
 
Alimentos fritos
Con los alimentos fritos debemos tener especial cuidado. Primero por los aceites con los que estén cocinados, si comes fritos que sea en casa cocinados por ti. Y por otro lado, recordarte que las grasas saturadas son terribles para la celulitis. Si te apetece comer patatas, mejor que sean asadas y estarán deliciosas también.
 
Café
El café deja toxinas en nuestro organismo que son difíciles de eliminar. Éstas acabarán formando los depósitos de celulitis. Se dice que el café acelera el metabolismo pero no pienses que te ayudará a adelgazar, ya que tu celulitis podría empeorar.
 
Harinas refinadas
Las pastas, la repostería y el pan blanco contienen calorías vacías. Es mejor que evites este tipo de productos y si los comes sea de forma racional y no habitualmente.
 
Lácteos
Pertenecen a la familia de los alimentos refinados que se convierten en toxinas dentro de nuestro organismo. Por lo tanto, favorecen la aparición de celulitis. Prueba con los lácteos desnatados para evitarla.
 
Extra de azúcar
Olvídate de los alimentos con mucho azúcar: sus procesos digestivos suelen ser complejos y facilitan la aparición de toxinas que degeneran el tejido adiposo. En consecuencia, favorecen el aumento de peso y la aparición de la celulitis.
 
Alimentos salados y ahumados
La sal en exceso provoca retención de líquidos, por lo tanto, nuestra circulación se verá afectada y nos convertiremos en campo de cultivo para la odiosa celulitis. Las hierbas aromáticas y el limón nos pueden ayudar a condimentar nuestro platos. Y despídete de los alimentos ahumados y salazones.

martes, 9 de octubre de 2012

REDUCE LOS DAÑOS PROVOCADOS POR EL SOL


Nada sustituye al protector solar pero, después de aplicarlo, dos medidas muy agradables pueden elevar tu protección contra el cáncer de piel. Trata de beber media copa de vino al día y de comer una ración de pescado graso una vez por semana. En un estudio durante cinco años con 1.119 adultos, quienes hacían una de esas cosas tuvieron un 27 por ciento menos probabilidades de desarrollar tumores de piel precancerosos.
El vino es rico en quercetina, resveratrol y otros antioxidantes que previenen tumores en ratones, dice la autora del estudio, Maricel Hughes, epidemióloga del Instituto de Investigación Médica de Queensland, en Australia. Y el pescado graso (como el salmón, el atún y las sardinas) es una rica fuente de ácidos grasos omega-3 que, según estudios con humanos, protegen la piel del daño causado por los rayos ultravioleta.

ELIXIR DE LA ETERNA JUVENTUD

Desde hace más de una década, el sector de la cosmética apuesta por la belleza concentrada en una pastilla, o en varias. Hablamos de la nutricosmética , una técnica que se ha desarrollado muy rápidamente en los últimos años debido al significativo aumento del número de laboratorios que se dedican a ella, y a la proliferación de todo tipo de productos: cápsulas, perlas de aceite, batidos, refrescos o yogures.
 
 
 
El listado es casi interminable y su área de actuación también. Y es que podemos encontrar una 'pastillita' para cualquier necesidad estética: para borrar manchas en la piel, luchar contra la caída del cabello, quemar grasas, protegerte del sol, alargar el bronceado, actuar sobre la celulitis, borrar las ojeras, devolver la tersura a la piel, etc.
Las múltiples opciones que ofrece el mercado de la nutricosmética ha arrasado en Estados Unidos, con más de un 50 por ciento de consumidores y, poco a poco, se va haciendo un hueco más amplio en nuestro país, donde cada día gana más adeptos. Actualmente, la cifra de consumo es del 28 por ciento, según un estudio publicado por la firma Innéov. En este sentido, los productos más demandados son los enfocados a adelgazar, los que combaten la caída del cabello, los protectores del sol y los antioxidantes.
 
El secreto de la nutricosmética está en que actua desde el interior del organismo, combatiendo el paso de los años a través de productos elaborados con extractos y concentrados de elementos naturales de nutrientes. En la lista de las sustancias autorizadas por la Unión Europea encontramos vitaminas, ácidos grasos, antioxidantes, minerales, polifenoles y extractos de plantas.
No se trata de 'cosméticos milagrosos', ya que requieren constancia y sirven para cubrir determinadas carencias. Por ello, los resultados no comienzan a notarse hasta tres o seis meses después de haber iniciado el tratamiento. Además, es necesario acompañar su ingesta con hábitos saludables de vida.
Al menos así lo establece uno de los más prestigiosos especialistas de nuestro país, el doctor Jiménez Ucero, presidente de la Sociedad Española de Nutrición Terapéutica, quien recientemente ha publicado el libro Los secretos de la nutricosmética. Alimenta tu belleza.
 
Respecto a la efectividad de la nutricosmética, las opiniones de los expertos varían. Algunos consideran que la clave está en llevar una dieta completa y otros, como el doctor Ucero, creen que son un buen complemento ante la imposibilidad de incluir en la alimentación diaria a todos los nutrientes necesarios para conseguir el mejor y más saludable aspecto. La decisión está en nosotros, ¿preferimos un par de pastillitas o aprender a llevar una alimentación nutritiva y saludable?.
 
Aunque están enfocados a mejorar nuestro aspecto supliendo posibles carencias, lo ideal a la hora de consumir este tipo de productos es consultar con profesionales, puesto que el exceso de este tipo de nutrientes puede ser perjudicial para la salud.

ELIMINA 100 CALORÍAS DE TU DIETA DIARIA


Deja de untar
En lugar de untar mantequilla o margarina en tu tostada o tus sandwiches, trata de añadir... nada. Confía en nosotros, pronto te acostumbrarás y cuando añadas mermelada, huevos rotos o lo que normalmente le pongas al sandwich, realmente no la necesitarás de todas formas. Untar de mantequilla una tostada puede añadir entre 50 y 100 calorías (dependiendo de la cantidad), lo que significa que podría aportar más calorías que el propio pan.
 
Aligera tu café
Mientras algunos cafés que puedes comprar en la calle son más una comida entera que una bebida caliente, incluso un modesto café con leche puede contener un número innecesario de calorías. Asumimos que te mantienes bien alejada de los moccas con nata y cosas similares (¡Tienen hasta 550 calorías!), pero deberías cambiar la leche entera (aporta unas 300 calorías en un café) por la semidesnatada (200 calorías) o, incluso mejor, leche desnatada (menos de 100 calorías).
 
Deja la mayonesa
No entendemos por qué casi todos los sándwiches que compramos en la calle contienen tantísima cantidad de mayonesa. Además de arruinar el sabor aumenta la grasa y las calorías considerablemente. 15 gramos contienen 50 calorías, la mayoría provenientes de la grasa. En el futuro, hazte tu propio sándwich y no le pongas mayonesa.
 
Aprende a controlar las porciones
El aumento del tamaño de las porciones ha contribuído enormemente a la epidemia de obesidad, y los menús enormes de los restaurantes han empezado a tener influencia en las costumbres de las personas a la hora de comer en casa. Por ejemplo, ¿sabías que una ración de pasta son 70 gramos, o un vaso lleno? No parece mucho, pero cuando consideras que 100 gramos contienen 350 calorías, los beneficios de controlar las porciones y no repetir plato son evidentes.
 
Cambia los huevos revueltos por escalfados
Siempre recomendamos el consumo regular de huevos. Son bajos en grasa y en calorías y altos en proteínas, lo que te ayuda a mantenerte saciada por más tiempo. Pero ten cuidado con cómo los haces. Los huevos revueltos, que la mayoría de nosotros cocinamos con un poco de mantequilla o aceite, contienen alrededor de 200 calorías. Para reducirlas hasta 70, hazlos mejor escalfados.
 
Cambia las nueces por pasas
Los cacahuetes pelados y otros frutos secos similares son deliciosos, pero es la última cosa que tu línea necesita. Sólo 50 gramos de nueces contienen alrededor de 300 calorías y una gran cantidad de grasa (para grasas saludables toma anacardos, avellana y almendras en vez de cacahuetes), mientras que la misma cantidad de pasas contiene apenas 120. Si aún te apetece tu ración de nueces, mézclalas con pasas, ya que así solo aumentarás las calorías hasta 200.
 
Come frutas no te la bebas
Todo se reduce a simples matemáticas, que demuestran que los zumos de fruta son mucho más calóricos que la propia fruta. Un zumo de naranja o manzana contiene 165 calorías, mientras que una naranja tiene 60 y una manzana 45.
 
Abre tu sandwich
Demasiados hidratos refinados significan un aumento de peso, especialmente si no eres particularmente activa, así que asegúrate de que cambias el pan por uno integral. Y para reducir las calorías aún más, opta por los sandwiches abiertos. Perder una rebanada de pan te ahorra entre 90 y 100 calorías.
 
Cuidado con el aceite
El aceite de oliva es muy bueno para tu salud (sólo tienes que ver lo sanos que están todos los mediterráneos) ya que está lleno de grasas insaturadas, o grasas 'buenas'. Pero el aceite contiene 120 calorías por cucharada, así que si estás tratando de bajar algunos kilos, adereza tu ensalada con zumo de limón y un poco de vinagre balsámico en lugar de aceite.
 
Quita la grasa a la carne
Deberías elegir siempre carne magra, pero una forma fácil de reducir las calorías de tu plato es quitar cualquier señal visible de grasa. Esta regla se aplica en la grasa de la ternera, el cerdo, el cordero y el pato, así como en la piel del pollo y el pavo.
 
Cuece tus verduras
Freír tus verduras en aceite o mantequilla puede parecerte sabroso, pero es la peor manera posible de cocinarlas si tratas de mantenerte delgada y esbelta. Cocerlas está bien, aunque pierdes muchos de los nutrientes y vitaminas. Para evitarlo, invierte en una olla a vapor que también podrás utilizar para cocinar pollo y pavo.
 
Cubre tus patatas con yogurt
En lugar de mayonesa o mantequilla altas en grasas y calorías, cubre tus papatas asadas con yogur natural. Con alrededor de 50 calorías en 100 gramos de yogur, es mucho mejor para ti y además contiene bacterias buenas para tu sistema inmunológico.
 
Termina con las calorías líquidas
Negarte a incluir líquidos cuando cuentas las calorías que consumes al día es uno de los errores más comunes. En lugar de bebidas con gas, cambia al agua y ten cuidado con cuánto alcohol tomas. Un vaso de vino blanco contiene unas 120 calorías.
 
Pizzas sin carnes
Si vas a comprar o a hacer una pizza, no incluyas una orgía de calorías y grasa y elige vegetales como los pimientos, las cebollas o el maíz en lugar de pepperoni y otras carnes. Haz tu propia masa fina y no abuses del queso, es la opción más saludable. También puedes echar por encima chiles para mejorar tu metabolismo.
 
Sáltate el pan
Es difícil de resistir cuando te acabas de sentar en un restaurante y tu estómago está rugiendo, pero caer en el pan gratuito añade unas innecesarias 100-200 calorías. Mejor bebe agua para asentar tu estómago y aguanta hasta que sirvan los platos.
 
Pescado no aceitoso
Los ácidos grasos omega-3 presentes en el atún y otros pescados aceitosos son buenos para tu corazón y tu cerebro, pero asegúrate de que los compras enlatados en agua mejor que en aceite de girasol o de oliva. Mientras que el enlatado en aceite contiene 350 calorías, el enlatado en agua tiene sólo 200.
 
Comparte el postre
Está bien pedir postre de vez en cuando, todos debemos darnos un capricho. Pero las porciones de los restaurantes son innecesariamente grandes y puedes ahorrarte unas calorías (y unos euros) compartiendo el tuyo con tu novio ¡Recuerda pedir dos cucharas!
 
Come fruta fresca, no seca
La fruta secada es una gran fuente de energía, pero si lo que buscas es reducir calorías, mejor que optes por la fresca. La fruta secada (o escarchada) tiene más azugar y menos agua, mientras que un melocotón fresco tiene sólo 75 calorías, el mismo peso en melocotón escarchado alcanza las 160. Cambiar una ración de pasas por uvas te ahorrará 150 calorías.
 
Quita las yemas
El desayuno debería ser alto en proteínas para mantenerte saciada hasta la hora de comer, pero puedes ahorrarte muchos si eliminas las yemas de los huevos y usas sólo las claras. Tres huevos revueltos sin las claras te ahorran 180 calorías.

PROTEGE TU VESÍCULA

 
 
Una sencilla manera de proteger este órgano
 
Las mujeres son dos veces más propensas a padecer de cálculos biliares que los hombres, por lo que te interesará esta noticia:
Una investigación llevada a cabo por el departamento médico de la Universidad de Harvard, en Estados Unidos, halló que comer un mínimo de 150 gramos (5 onzas) de maní (cacahuate) o de mantequilla de maní a la semana reduce el riesgo de padecer de esta condición (un 25 por ciento).
Ésto se debe a que el maní está repleto de grasas vegetales, las cuales son absorbidas por la vesícula y la ayudan a regular la producción de bilis.

OBJETIVO : SER FELIZ

 
 
Creo que las chicas felices son las más bellas. Y creo que reírse es la mejor manera de quemar calorías. Creo en los besos, en besar mucho. Creo en ser fuerte cuando todo parece ir mal”, decía Audrey Hepburn. "Ser feliz”. Una máxima tan manida como, en ocasiones, difícil de conseguir. Y de definir porque, probablemente, pocas cosas existan tan subjetivas como este estado de ánimo al que, de forma universal, todos aspiramos. Conseguir un equilibrio emocional que genere un estado de bienestar general es un mundano (y divino) objetivo que, en ocasiones, puede verse truncado por pequeños gestos fáciles de corregir: marcarse objetivos ambiciosos fuera de tu límite de control, una eterna aspiración a una perfección inexistente o juzgar de forma excesiva capítulos de nuestra vida menos afortunados son acciones que pueden complicar tu vida.
“Las personas felices lo son no porque tengan más que los demás, sino porque su atención está puesta en lo importante”, sentencia con contundencia la psicóloga Patricia Ramírez, autora del libro Entrénate para la vida, quien define la felicidad como “un estado general de bienestar. Ser feliz no implica no sufrir, pero sí que la valoración que tú hagas a pesar de esos baches sea positiva. Tu atención tiene que estar puesta en lo que suma y te produce bienestar”, añade. Hablamos con ella y con Miguel y José Ruiz, autores de los libros de autoayuda Los cuatro acuerdos y el Quinto acuerdo, para desvelar las pistas que nos ayuden a manejar situciones adversas, hacernos la vida más fácil y conseguir eso que llaman felicidad y que Seneca insistía en que precisamente consistía en “no tener que pensar en ella”. Sigue leyendo y be happy!
 
Tú marcas tus objetivos. A la hora de fijar tus propias metas es fundamental que tengas en cuenta la máxima en la que incide Patricia Ramírez. “Establecer objetivos en función de lo controlable, no de lo que depende de otros. Esto depende de tu capacidad, actitud y de tus recursos personales”, afirma. Controlables, pero ambiciosos, porque tal y como recalcan la psicóloga y Miguel y José Ruiz, los objetivos ambiciosos no son contraproducentes, siempre y cuando “seamos conscientes de que estamos preparados para alcanzarlos”. ¿El punto medio? Metas ambiciosas que nos saquen de nuestra zona de confort, pero no excesivamente exigentes como para generar frustración.
 
No te embarques en demasiados frentes. Y es que “la sensación de tener muchos frentes abiertos incrementa el nivel de ansiedad y frustración”, señala Ramírez. "La clave está en saber cerrar carpetas, tanto las que están bajo nuestro control como las que tratan problemas que no podemos manejar. Y hacerlo siempre siguiendo esta máxima: Si puedo solucionar el problema, actúo. Si el problema no depende de ti, “tienes que trabajar el pensamiento y dejar de malgastar energía en algo que no está bajo tu control”, añade la experta.
 
No te tortures. Si hay capítulos de tu vida que te atormentan porque algo ha salido mal es fundamental no castigarse a uno mismo porque precisamente lo que realmente nos atormenta es nuestra propia forma de juzgar esos episodios. “Conseguimos pasar página cuando nos damos cuenta de que estamos escribiendo la historia de nuestra vida y que ésta se conforma de capítulos, algunos felices, algunos infelices, y que no siempre se consigue cerrar esos capítulos. La solución es despegarnos de nuestros propios juicios”, sentencian los autores del libro Los Cinco Acuerdos.
Audrey Hepburn decía: “Pienso en rosa. Creo que reírse es la mejor manera de quemar calorías. Creo en los besos, en besar mucho. Creo en ser fuerte cuando todo parece ir mal. Y creo que las chicas felices son las más bellas".
 
Ponte en duda. Pero no a ti, a tus conocimientos, porque “más del 80% de nuestro conocimiento está basado en mentiras, y son estas mentiras las que crean todas esas limitaciones en nuestra vida. Por lo tanto, es bueno ser escéptico con uno mismo y poner en duda todo aquello que sabemos para así tomar mejores decisiones”, nos cuentan Miguel y José Ruiz.
 
Busca tus pequeños placeres. Los expertos son tajantes: “Las personas felices aprecian detalles, esos ratitos del día a los que dan valor, los mismos ratos que pasan inadvertidos para otras muchas personas”, afirma Patricia Ramírez. Por eso, es fundamental buscarlos y valorarlos para incrementar el nivel de bienestar y ayudar a que tu balance al final del día sea mucho más positivo. Un café, el paseo de vuelta a casa tras el trabajo, ver una película antes de irte a la cama… Continúa tú la lista y ¡sé feliz!
Brigitte Bardot “He tenido éxito en la vida. Ahora, intento hacer de mi vida un éxito”, afirmaba la actriz.
 
No eres perfecta. Pero ni tú, ni nadie. “La perfección no existe, solo la tendencia a mejorar. Cada vez que vemos algo casi perfecto, tendemos a querer hacerlo mejor. Pero tenemos que aprender a diferenciar el límite entre lo que está realmente bien y lo que es perfecto. Además, la calidad que va desde lo realmente bien a lo perfecto no suele ser perceptible por los demás. La mayoría de las veces sólo tú eres capaz de darte cuenta”, nos cuenta Ramírez. Y va más allá para aliviar ese aspiración a un nivel de perfeccionamiento que solo conseguirá mermar nuestra autoestima. “La relación entre el tiempo que inviertes en hacerlo perfecto en relación al resultado de haberlo dejado realmente bien no se justifica. Te lleva a perder tiempo en algo que no es perceptible para la mayoría y disminuye mucho tu nivel de productividad”.
 
Give thanks. Es otra de las claves de la felicidad: ser agradecidos. “Las personas agradecidas son habitualmente personas benevolentes. Están atentas a lo que les ofrece la vida y a las personas. El agradecimiento es una forma de poner valor a todo aquello que disfrutas”, sentencia la psicóloga. Además, Miguel y José Ruiz van más allá. “Porque el ser agradecidos nos hace tan felices que nuestra respuesta inmediata es ser generosos”.
 
¿Si quieres, puedes? En ocasiones, frases tan obvias que tenemos asumidas como reales pueden causarnos más de un inconveniente en la consecución de nuestro mundano (y divino) objetivo: ser felices. Y es que no siempre que se quiere, se puede. La diferencia está en saber de qué depende eso que deseas hacer. “Si lo que quieres depende de tu talento y de tus recursos personales, sí, porque en este caso la diferencia entre el que va por ello y el que baja los brazos es solo de actitud. Sin embargo, si lo que quieres es un objetivo en el que intervienen la suerte, el talento que no tienes o terceras personas, esta afirmación puede resultar frustrante”, nos cuenta la autora del libro Entrénate para la vida.
 
Exprésate. “Si no estás feliz, lo primero es expresarlo, pero lo segundo es actuar. No vacíes la mochila solo con palabras, busca un cambio y actúa”, afirma Ramírez en un intento de esbozar la fórmula perfecta de la felicidad. Y es que, compartir problemas y emociones es una buena forma de lograr el bienestar, porque te puedes sentir comprendida y porque puedes ampliar tu visión sobre posibles soluciones. Eso sí, la psicóloga pone una premisa como máxima. “No confundas expresar emociones con victimismo. Que digas cómo te sientes no implica que busques excusas para salir del bache”.
 
Cuidado con las críticas. “Para que no nos afecten es necesario ser escéptico y escuchar. Siendo escéptico no tomamos las cosas personalmente y, por tanto, no hacemos suposiciones”, afirman Manuel y José Ruiz. A lo que Patricia Ramírez añade. “Debemos aportarles la credibilidad justa, ya que cualquier opinión no es más que eso, una opinión, con la subjetividad correspondiente”. Además, resulta fundamental analizar de quién proviene. “Si la realiza alguien de confianza y de forma constructiva, es aconsejable escucharla, incluso pedir más información sobre la misma. Si proviene de alguien que quiere hacerte daño, ignora”, concluye.
 
Sé fuerte. Tal y como apuntan Miguel y José Ruiz, “en muchas ocasiones los retos parecen ser tan grandes que nos causa temor llevarlos a cabo y, por tanto, tratamos de evitarlos”. Sin embargo, la clave para ser más feliz está en “tener el valor suficiente y la disciplina para enfrentarlos, sin tener en cuenta el resultado que vamos a tener”.
“La verdadera felicidad es imposible sin la soledad . Necesito soledad en mi vida como necesito comida, bebida y la risa de los niños”, sentenció Sophia Loren cuando hablaba de la búsqueda del equilibrio emocional.
 
Si algo te hace infeliz… Debes tener en cuenta que no siempre todas las cosas que te hacen infeliz pueden desaparecer de de tu vida. Si puedes erradicarlas, hazlo. “Si se trata de algo de lo que podemos desprendernos porque no lo necesitamos para nuestra vida, cuanto antes decidas no convivir con ello, mejor”, señala Ramírez. Sin embargo, igual de importante es reconocer que hay cosas que no nos hacen felices pero que forman parte de nuestras responsabilidades y que no podemos eliminar. “No todo lo que uno hace durante el día produce bienestar”, apunta.
La actriz Bette Davis afirmaba: "Nunca serás más feliz de lo que esperas. Para cambiar tu felicidad, cambia tu expectativa."
 
¡Organízate! Saber priorizar en tu día a día es fundamental para ser feliz. Y la mejor forma de ordenar tu escala de prioridades es, precisamente, teniendo claros tus valores. “Los valores marcan tu modus vivendi, son las reglas y principios bajo los que te ordenas. Cuando te los saltas te sientes terriblemente mal”, nos cuenta Ramírez. Por eso, si eres una persona familiar, procura que todo lo que tiene que ver con tu familia y tu pareja sea prioritario. “Te sentirás mucho mejor si atiendes a tus necesidades personales y familiares. Mejorará tu humor y la forma en que te enfrentarás al trabajo pendiente será creativa y sosegada”, añade.
 
Sé sincera contigo misma. Puede resultar algo obvio, pero es una premisa fundamental para ser feliz. “Es muy importante tener confianza en uno mismo, ya que de esta manera la decisión de cómo y cuándo comunicarmos se hace sin temor y con sinceridad, siendo impecables con nuestra palabra”, afirman Miguel y José Ruiz. Y precisamente esta afirmación va estrechamente relacionada con la imagen que proyectamos. “Es lo que deseamos que los demás vean”, afirma Ramírez. “El requisito fundamental para dar una imagen con la que nos sintamos cómodos es tener claro cómo quieres comportarte y cómo quieres sentirte. Y ser coherente con tu escala de valores".

jueves, 4 de octubre de 2012

UNA DIETA PARA DETERMINAR EL SEXO DE TU BEBÉ

 
Elegir el sexo del bebé es posible gracias al régimen del doctor Papa. ¿El secreto? Una dieta “femenina” o “masculina” antes de la concepción. Lo que la mamá come antes de quedar embaraza influye en el sexo del bebé.

“En la mayoría de los casos, las mujeres que sólo tienen niñas o sólo niños es porque siguen hábitos alimentarios espontáneos, diferentes”, afirma el doctor.
 
¿Cómo influye la comida en el sexo del bebé?
Sabemos que el sexo del bebé está determinado por el cromosoma sexual y que es el espermatozoide el que lo aporta. El hombre tiene millones de espermatozoides, pero sólo uno fecunda al óvulo. Una mitad de ellos lleva el cromosoma X, la otra, el Y. Si el espermatozoide que fecunda es X, tendremos una niña, si es Y, un niño.

La dieta interviene justamente aquí, porque bajo su influencia dejaremos pasar solamente los espermatozoides Y, en el caso de la dieta “masculina”, o los espermatozoides X, en el caso de la dieta “femenina”. La dieta funciona de acuerdo al equilibrio mineral. No es la dieta lo que importa, sino las sales minerales que se aportan.

Lo que tiene lugar es la llamada “fecundación preferencial”, porque el óvulo es una célula como cualquier otra y tiene una membrana. Y es en la superficie de esta membrana que se encuentran los receptores, los lugares donde se fijan los espermatozoides. Al modificar el equilibrio mineral, los receptores del cromosoma X, en la dieta “masculina”, quedan inhibidos. Sólo dejaremos atravesar la membrana a los espermatozoides Y.
 
¿Y qué es lo que hay que comer específicamente para poner a la suerte de nuestro lado?
En la dieta “masculina” debemos aumentar los aportes de sodio y potasio y reducir los de calcio y magnesio. De manera que habrá alimentos autorizados y prohibidos. La dieta deberá seguirse al menos dos meses y medio antes de la concepción. Después, una vez que se haya concebido, se debe comer normalmente. Si se quiere un niño habrá que reducir la leche y los productos lácteos y tomar solamente la cantidad necesaria para cubrir los aportes diarios recomendados. Por el contrario, se comerán más alimentos ricos en potasio, por ejemplo, los zumos de fruta. Las frutas, de hecho, contienen mucho potasio. En la dieta “masculina” se le pedirá a las mamás que tomen a diario al menos dos piezas de fruta y medio litro de zumo.
 
¿Y la dieta “niña”?
La dieta “niña” será prácticamente al revés, ya que aumentaremos los aportes de calcio y magnesio. Así, se incrementará el consumo de lácteos: la mamá deberá tomar diariamente al menos medio litro de leche y dos yogures. Y a la inversa: ya que deben controlarse los aportes de potasio, se le prohibirán los zumos de fruta.
 
Pero la mamá que siga la dieta “niña”, ¿podrá comer cinco piezas de fruta y verdura al día?
En la dieta “niña”, las frutas autorizadas son las manzanas, las peras, las mandarinas, las fresas y las frambuesas. ¿Por qué? Porque son las que menos potasio y sodio contienen en relación a su contenido en calcio y magnesio. El resto de las frutas contienen grandes cantidades de potasio y por eso están prohibidas es esta dieta.

Según las estimaciones, este método es fiable en un 90% de los casos. Además, es totalmente natural y no comporta ningún riesgo para la salud. En teoría, el futuro papá no está obligado a seguir la dieta, pero, en la práctica, no debe dudar en acompañar a su pareja hasta saber el sexo del bebé

EL IMPACTO DE NUESTRO HÁBITOS EN LA SALUD


Muchos de nosotros cuidamos más nuestro coche que nuestro cuerpo. Sin embargo, cada día hay más pruebas de que nuestras acciones tienen un impacto profundo en nuestra salud, calidad de vida y longevidad aunque ya nos estemos acercando a la vejez. En efecto, a los 60, 70, 80 e incluso a los 90 años, podemos reducir nuestro riesgo de contraer cáncer o enfermedades cardiovasculares haciendo cambios en nuestro estilo de vida; nunca es demasiado tarde para dejar de fumar, y ahora existen medicamentos que ayudan a controlar problemas digestivos estresantes como el reflujo y la acidez.
Con un estilo de vida saludable, podemos evitar también la diabetes, un problema que afecta a cientos de millones de personas en el mundo y que puede llevar a enfermedades cardiacas, pérdida de la visión, insuficiencia renal o amputación de extremidades. Esta guía te ayudará a reducir esos riesgos y a alcanzar una vida larga, disfrutable y plena.
 
Corazón y sangre
Las enfermedades cardiovasculares causan la muerte de millones de personas todos los años. La clave de la prevención es hacer ejercicio a medida que envejeces. Esto activa el corazón, reduce el colesterol y previene la acumulación de grasa. Bastan 150 minutos semanales de una actividad como nadar, caminar a paso ligero, montar en bicicleta o arreglar el jardín.
Algo que los médicos no suelen mencionar es que una serie de sesiones breves de ejercicio a lo largo del día, de unos 10 minutos cada una, es tan eficaz como realizar sesiones de mayor duración pero en menor cantidad.
Además, debes evitar los periodos largos de inactividad. No pases más de dos horas seguidas sentado o acostado durante el día sin levantarte y mover las piernas.
La buena nutrición es esencial e incluye algunas sorpresas. Se ha demostrado que beber una pequeña cantidad de alcohol varias veces a la semana ayuda a prevenir enfermedades cardiovasculares en los adultos mayores de 40 años. Investigadores de la Universidad Católica de « Campobasso, en Italia, han observado también que consumir unos siete gramos de chocolate negro al día reduce el riesgo de inflamaciones y enfermedades cardiacas.
Aunque no hay consenso entre los médicos respecto a si se deben recetar medicamentos para reducir el colesterol a todo el mundo en la vejez, un reciente estudio de 175.000 personas publicado en The Lancet reveló que las estatinas pueden prevenir la aparición de cardiopatías incluso en hombres y mujeres saludables.
 
Audición
Muchas personas mayores de 65 años presentan alguna forma de sordera, pero pocas de las que necesitan un auxiliar auditivo lo usan.
Si tú aún conservas el oído, es importante que lo protejas poniéndote tapones en las orejas al asistir a conciertos ruidosos, carreras de coches o espectáculos multitudinarios. Según la Organización Mundial de la Salud, los daños auditivos generalmente son causados por maquinaria, música, explosiones o infecciones, y el 50 por ciento de ellos son evitables.
Los estudios muestran que un nivel adecuado de magnesio, mineral presente en las espinacas y otras verduras de hoja verde, ayuda a proteger de la pérdida auditiva por ruido. Los complementos de ginkgo biloba al parecer protegen contra el zumbido de oídos, e incluso podrían revertir algunos tipos de sordera.
También hay pruebas de que una o dos copas de alcohol al día pueden ayudar, aunque no todos los médicos avalan esto. Un estudio alemán reveló que beber en exceso puede provocar daños auditivos.
El tabaquismo y la obesidad son factores de riesgo bien conocidos, pero hacer ejercicio y llevar una dieta saludable baja en grasas protege la audición, ya que aumenta el flujo de sangre y oxígeno a los huesos y músculos del oído interno.
El hecho de que necesites subir el volumen del televisor no significa por fuerza que te estés quedando sordo. Pide a tu médico que te revise los oídos y retire el cerumen. No intentes hacerlo en casa con bastoncillos, pero si necesitas quitar cerumen, compra gotas en una farmacia.
Salud mental
Aprender una habilidad nueva, tener un pasatiempo, participar como voluntario en obras altruistas o empezar un pequeño negocio después de los 65 años mantiene en forma tus facultades. Incluso resolver crucigramas o armar rompecabezas puede ayudarte a convervar la lucidez.
Abundan las pruebas de que caminar aumenta la capacidad mental. El ejercicio hace fluir más sangre al cerebro y favorece la interconexión neuronal. Un estudio de la Universidad de Pittsburgh mostró que los adultos mayores que caminan entre 10 y 14 kilómetros por semana tienen menos riesgo de sufrir mermas mentales.
Otras investigaciones indican que 15 minutos de caminata al día también ofrecen beneficios.
Un estudio sueco publicado en Lancet Neurology en 2005 reveló que dos sesiones por semana de media hora de caminata en la madurez reducen significativamente el riesgo de contraer Alzheimer en la vejez.

Una dieta baja en grasas y abundante en frutas y verduras también mantiene sano el cerebro. Está comprobado que dejar de fumar, dormir bien y beber pequeñas cantidades de alcohol ayudan a prevenir el deterioro mental. Incluso algunos estudios indican que tomar café reduce el riesgo de demencia senil.
 
Salud sexual
Aunque la libido decae naturalmente con la edad, la generación mayor de hoy disfruta de una vida sexual más activa que en el pasado. En la última década, las píldoras para la disfunción eréctil, como el Viagra, han cambiado muchas vidas. Funcionan en 70 por ciento de los hombres; sin embargo, la impotencia a menudo es causada por problemas de salud subyacentes, como enfermedades cardiacas, diabetes y deficiencias hormonales. Así que, como dice Geoffrey Hackett, especialista en salud sexual, “en vez de comprar Viagra a través de Internet, los hombres deberían hacerse un examen médico”.
Las pruebas clínicas de dos complementos alimenticios, la L-arginina y el ginseng, mostraron una reducción en la disfunción eréctil. Un nivel bajo de testosterona puede tratarse con geles o inyecciones de hormonas de acción prolongada.
Después de la menopausia, es común que a las mujeres les resulten dolorosas las relaciones sexuales. La principal causa es la sequedad vaginal, así que los lubricantes y las píldoras o cremas de estrógenos les pueden ayudar. Otras causas de dolor durante el coito son las infecciones y ciertos cambios físicos; en esos casos hay que acudir al médico. Los problemas sexuales en las mujeres pueden deberse también a factores ocultos como alta presión arterial, hipotiroidismo, diabetes y uso de medicamentos antidepresivos.
 Huesos, músculos y articulaciones
Según envejecemos, perdemos masa ósea y muscular. Los huesos delgados y frágiles se rompen más fácilmente.
En los adultos mayores, las fracturas de cadera pueden ser letales, y las fracturas por compresión de la columna vertebral causan dolor y pérdida de estatura.
Después de los 65 años, es esencial fortalecer los huesos con ejercicios de esfuerzo regulares, desde levantar pesas en un gimnasio hasta bailar, jugar tenis, caminar a paso rápido o arreglar el jardín. Los médicos recomiendan tres sesiones de 10 minutos de alguna actividad vigorosa diariamente, cinco días a la semana.
El ejercicio también es clave para prevenir la pérdida muscular. La persona media pierde el 10 por ciento de la fuerza de las piernas cada década, pero los investigadores han observado que los adultos de 90 años pueden recuperar la fuerza muscular que tenían a los 70 en solo 10 semanas con visitas regulares al gimnasio.
A partir de los 70 años, los médicos aconsejan ingerir 1.200 miligramos de calcio al día para proteger los huesos (equivalen a cuatro vasos de leche o a 140 gramos de queso suizo). El cuerpo necesita vitamina D para absorber el calcio, así que consume alimentos que la contengan, toma el sol con moderación o toma un complemento.
En la vejez, los huesos y las articulaciones son también vulnerables a la osteoartritis: el desgaste del cartílago.
El ejercicio es el mejor tratamiento natural; perder peso quita presión a las articulaciones, y las buenas posturas retrasan el daño.
 
Dientes y ojos
Hoy día perder los dientes ya no es una parte inevitable del envejecimiento, como lo era antaño, pero a medida que envejecemos nuestras encías se van retrayendo hasta cerca de la raíz, lo que nos hace más propensos a la caries. Está comprobado también que los dientes se deterioran más rápidamente en la vejez.
Aparte de reducir los alimentos y bebidas azucaradas y el azúcar, puedes comprar un dentífrico con un contenido de fluoruro más alto de lo normal, especialmente indicado para gente mayor.
Los fumadores corren más riesgo de sufrir deterioro dental y enfermedades de las encías, en tanto que el alcohol también puede aumentar el riego de cáncer bucal.
Una ingesta elevada de antioxidantes, las sustancias de las frutas y las verduras que pueden proteger a las células de daños causados por las moléculas inestables conocidas como radicales libres puede reducir el riesgo de padecer degeneración macular relacionada con la edad (DMRE), problema que reduce poco a poco la visión.
La vitamina C, presente en los cítricos, y los carotenoides, contenidos en espinacas, col y pimientos rojos y amarillos, son particularmente buenos para prevenir la pérdida de visión.
Un estudio encontró que la gente mayor que toma 80 mg. diarios de zinc corre menos riesgo de DMRE, y hay evidencias que apuntan a que comer pescado graso una vez por semana puede reducir también el riesgo de problemas oculares.

TRATAMIENTOS NOCTURNOS

Sin importar la edad que tengas, la piel requiere de un cuidado especial. Por eso, te invitamos a descubrir cómo nutrirla de la mejor manera: ¡Descansando!
 

Para poder entender con exactitud cuáles son los beneficios de los tratamientos nocturnos y sacarnos todas las dudas al respecto, charlamos con una especialista de la reconocida marca LBEL, Mariana Sequeira. ¿Qué nos dijo? Te lo contamos.
¿Por qué motivo la noche y el día, pueden variar la efectividad de un tratamiento?
Las necesidades y propiedades de la piel del rostro, varían entre el día y la noche. En general, las cremas diurnas son hidratantes, no contienen muchos principios activos y tienen filtros solares. Por el contrario, las nocturnas son más nutritivas y tienen más principios activos, es por esto que siempre suelen ser un poco más caras y no poseen filtros solares.
¿Por qué es preferible recurrir a un tratamiento nocturno antes que uno diurno?
Por la noche la piel respira, se oxigena y, sus mecanismos de hidratación y regeneración que restauran los daños acumulados durante el día, se activan. De esta manera, la piel asimila mejor los tratamientos, ya que la capacidad de absorción de la piel es mayor entre las 12 y las 4 de la mañana.
¿Cuáles son sus aportes y beneficios?
Las cremas de noche tienen componentes nutritivos anti-edad, que estimulan la renovación celular y la elasticidad, minimizando las arrugas.
¿Para qué tipo de pieles están diseñados?
Para todas. Sin embargo, lo más aconsejable es que, antes de comenzar a usarlas, se consulte con una especialista en cosmetología, para saber cuál es la mejor crema para tu piel.
¿Cuáles son los síntomas de una piel que requiere un tratamiento?
A partir de los 20 años, las mujeres deberían comenzar a usar cremas durante el día. Cuanto antes se comience con la rutina de limpieza e hidratación, mejor se preparará la piel para el futuro. En cuanto a los tratamientos nocturnos, lo más aconsejable es comenzar a utilizarlos a partir de los 30 años. De esta manera se previenen las primeras “arruguitas” y el efecto fatiga en el rostro.
¿Con qué frecuencia se debe aplicar?
Después de limpiar tu rostro, lo ideal es aplicar la crema todas las noches.

LA IMPORTANCIA DE DESMAQUILLARSE

Sabes que desmaquillarse es la rutina de belleza más importante pero ¿te la tomas en serio?
 
Como ya sabes, antes de iinos a dormir es básico desmaquillarse para deshacernos de todo el  maquillaje que hay en el rostro y eliminar así cualquier tipo de suciedad. Además, por la mañana deberás volver a desmaquillarte para eliminar cualquier resto que haya quedado del día anterior.
Sin embargo, aunque tengamos muy claro esta regla básica de belleza, a veces llegamos cansadas y deseando meternos en la cama y otras, no nos desmaquillamos correctamente por pereza o prisas. Este pequeño esfuerzo diario es clave para una piel sana.
La Doctora García Maroto, especialista en cuestiones de piel, nos ayuda a comprender la importancia de desmaquillarnos: "La limpieza diaria de la piel es imprescindible para eliminar el maquillaje diario y para limpiar la piel de la contaminación." Como ves, no sólo desmaquillarse sirve para eliminar nuestro maquillaje, sino para mantener la piel limpia de otros factores. Uno de ellos es la contaminación que se introduce en los poros dando un aspecto de puntos negros y hace que el rostro se vea apagado. Además evita la respiración de la piel y la deshidrata.

El maquillaje supone una barrera para el rostro, que debemos retirar cada noche: "Si mantenemos dicha barrera, no dejamos traspirar la piel y los pigmentos se van acumulando, ensuciando la piel y dejándola cada vez más mate y deshidratada", nos confirma la Doctora.
 
Cómo y con qué me desmaquillo
A cada piel le corresponde un método y unos productos desmaquillantes adecuados a sus características.
Para pieles grasas es conveniente usar geles y para pieles secas se recomienda textura crema. Hay que tener cuidado de no hacer una limpieza excesiva ya que puede eliminar la capa lipídica de la piel y desprotegerla, quedando expuesta a contaminantes y al sol.

Lo ideal es limpiarnos cara, cuello y escote dos veces al día, por la mañana y por la noche. Muchas personas no entienden el por qué de limpiarnos o desmaquillarnos de nuevo por la mañana, la respuesta es muy sencilla: por la mañana limpiamos para eliminar impurezas acumuladas por la noche, retirar las cremas usadas la noche anterior y tener la piel limpia para aplicar las cremas de día.

miércoles, 3 de octubre de 2012

ACTITUD POSITIVA

Una mente positiva es tu mejor aliada para mantener firme tu meta de adelgazar
 
 
Una actitud mental positiva es fundamental para perder peso y mantenerte delgada. Hoy te ofrecemos tips que te ayudarán a pensar y a decidir lo que vas a hacer. Comienza ahora, y cuando lleguen las fiestas de fin de año lucirás muchísimo mejor.
 
TU NUEVO PLAN DE VIDA
Imprime este plan de vida y colócalo en tu refrigerador, en una puerta, junto a la computadora, etc. ¡Dondequiera que te ayude y te inspire a leerlo!
  • Tener fuerza de voluntad para evitar caer en la tentación de los postres no es fácil, pero si quieres, PUEDES.
  • Decide cuánto quieres adelgazar y no pienses en el TIEMPO que te va a tomar llegar a tu meta. Lo importante es alcanzarla. Cambia tus hábitos alimenticios poco a poco. ¡TÚ tienes el contro!
  • Desaparece las comidas que engordan.
  • No existen "dietas milagrosas", pero TODAS, seguidas con constancia, FUNCIONAN.
  • El deseo de lucir mejor y de estar más sana es la mejor MEDICINA para adelgazar.
  • Aprende cuáles alimentos son más sanos y tienen menos CALORÍAS, para que los compres en el supermercado.
  • Cuando vayas a comer por rutina, sin hambre, ¡haz un STOP!
  • EJERCÍTATE a diario.
  • Ten PACIENCIA y, si un día fallas, no importa, continúa tu dieta al siguiente.

Explícales a tus familiares y amistades tu nuevo plan de vida y pídeles que te apoyen en tu deseo de adelgazar. También es bueno que te rodees de personas que quieren lo mismo que tú: perder peso.

AUTOCHEQUEO TRAS LAS VACACIONES

Tras las vacaciones y antes de meterte de lleno en la rutina, te conviene chequear algunos hábitos que afectan a tu salud.

Autochequeo tras las vacaciones en Cosmopolitan.com.esRevisa si tu estilo de vida favorece a tu bienestar o por el contrario, está saboteándolo. La decada de los 20 a los 30 años es la más adecuada para asentar buenas costumbres y poder gozar de una buena salud en las décadas siguientes. Sigue el autochequeo y mejora tanto la salud de cuerpo y mente.
 
1.Cuida tus huesos
Controla que en tu dieta haya siempre lácteos, lo ideal es un vaso de leche, un yogur y una ración de queso al día. Si no te gustan también puedes apuntarte a las latas de sardinas, atún, salmón, bonito y ventresca. Intenta hacer ejercicio tres veces por semana, lo mejor para tus huesos son Pilates, yoga, natación, bicicleta y tabla de pesas.
 
2. Alimentación sana
Lo que comes y cómo te lo comes es esencial para tu salud y tu bienestar. Sabemos que con el ritmo del trabajo es difícil comer adecuadamente pero debes intentar llevar una dieta equilibrada. Controla durante 10 días tu ritmo intestinal, tanto el estreñimiento como las diarreas pueden dañar el aparato digestivo.
 
3.Salud laboral
Te pasas un montón de horas el el trabajo y muchos de tus problemas de salud tienen que ver con malos hábitos laborales. Chequea si te sientas adecuadamente, cambia de postura cada cuarto de hora, estírate y anda un poco. No dudes en prestar atención a tus ojos, muchas horas en el ordenador provoca fatiga ocular. Para contrarrestar descansa 5 minutos cada hora mirando a lo lejos sin fijar la vista.
 
4. La mente
De nada te servirá cuidar la salud de tu cuerpo si luego te dejas arrastrar por el estrés, tienes pensamientos negativos o te sientes sola. Es cierto que corren malos tiempos pero tienes que aprender a disfrutar de las cosas buenas de la vida. Controla el estrés, en momentos supertensos ve al baño, cierra los ojos, llena los pulmones de aire y suéltalo de golpe dando un gran soplido con la boca para liberar el diafragma y descargar energías negativas. En tu tiempo libre llama a tus amigos, queda con ellos y consolida tus amistades. ¡Cambia el chip, te sentirás mucho mejor!