http://es.paperblog.com/

domingo, 5 de abril de 2015

¿HASTA QUE EDAD PUEDO TENER HIJOS?

¿Hasta qué edad puedo quedarme embarazada? Actualmente las mujeres pueden tener hijos hasta casi cualquier edad sin tener los riesgos que había en otras épocas. ¿Quieres saber más?

Edad de la mujer y embarazo, ¿hasta qué edad puedo tener hijos?Las mujeres pueden tener hijos a cualquier edad sin correr los peligros que comportaba la maternidad muy temprana o muy tardía en otras épocas.
Pero en algunos periodos de su vida aumenta el riesgo de concebir hijos con alteraciones cromosómicas, como el síndrome de Down (que se produce por la presencia de tres cromosomas 21 en lugar de dos).

La edad ideal

Para disminuir el riesgo de engendrar hijos con problemas, lo ideal es que la mujer sea madre entre los 22 y los 30 años.

¿Qué ocurre cuando la madre es menor de 20 años?

Las mujeres muy jóvenes tienen un riesgo ligeramente superior de concebir un hijo con síndrome de Down o con otros defectos congénitos, entre ellos, la gastrosquisis, una alteración que consiste en que el bebé nace con una rotura de la pared del abdomen.

¿Y si es mayor de 35?

A partir de esta edad va aumentando progresivamente el riesgo de alteraciones en el número de los cromosomas del embrión. Esto, a su vez, hace que haya más posibilidades de sufrir abortos espontáneos y de tener bebés que padezcan síndrome de Down y con otras alteraciones cromosómicas.

¿Es preferible renunciar a la maternidad a partir de los 40 años?

Esta es una decisión que debe tomar la mujer junto con su pareja, tras haberse informado sobre los riesgos de alteraciones cromosómicas que conlleva el embarazo y las posibilidades que hoy existen de diagnosticar esas anomalías durante la gestación.
También deben saber que existe la posibilidad legal de interrumpir el embarazo si el feto está afectado.

¿Podemos saber si el feto tiene alguna anomalía?

Existen varias técnicas para conocer si el feto sufre o no determinadas anomalías.
Mediante la ecografía de alta resolución (que se realiza a todas las embarazadas entre las semanas 18ª y 20ª), se descubre una gran cantidad de malformaciones físicas del futuro bebé.
Con la amniocentesis y el análisis de vellosidades coriales se estudian los cromosomas del feto y se averigua si hay alteraciones, por ejemplo, tres cromosomas 21 en vez de dos.
Estas pruebas solo se practican cuando existe un riesgo elevado de engendrar un bebé con alteraciones cromosómicas, por ejemplo, si la mujer es mayor de 35 años.

BENEFICIOS DE LA COLIFLOR

Contra el cáncer
La coliflor contiene antioxidantes que ayudan a prevenir las mutaciones celulares y reducir el estrés oxidativo de los radicales libres. Verduras crucíferas como las coles, el brócoli y la coliflor han demostrado reducir el riesgo de cáncer de mama y de sistemas reproductivos tanto en hombres como en mujeres. Diversos estudios han constatado que el sulforafano, un compuesto de este tipo de verduras, es el responsable de este beneficioso poder para combatir el cáncer.

Coliflor contra el cáncer

Para la digestión
La coliflor tiene un alto contenido en fibra y agua, lo que ayuda a evitar el estreñimiento y mantiene nuestro sistema digestivo saludable y, por ende, reduce el riesgo de cáncer de colon. Y es que cualquier fibra natural promueve la regularidad, lo que es muy importante para excretar las toxinas cada día a través de la bilis y de las heces. Según el Departamento de Medicina Interna y Nutricional del Programa de Ciencias de la Universidad de Kentucky (EE.UU.), el consumo elevado de fibra está asociado a un menor riesgo de desarrollar enfermedad coronaria, accidente cerebrovascular, hipertensión, diabetes u obesidad.

Para la memoria
Otra de las cualidades de la coliflor es ser una fuente de colina, un nutriente esencial soluble en agua que nos ayuda con el movimiento muscular, el sueño, el aprendizaje y la memoria. La colina ayuda también a mantener la estructura de las membranas celulares,  a la transmisión de los impulsos nerviosos y a la absorción de la grasa del organismo.

Para los huesos
Diversos estudios han constatado que el consumo adecuado de vitamina K presente en la coliflor mejora la salud de los huesos, reduciendo el riesgo de fractura ósea y la osteoporosis. Esto sucede porque los componentes esenciales de la coliflor mejoran la absorción del calcio y reducen la excreción urinaria de este mediador intracelular.

Beneficios generales
Consumir frutas y verduras de todo tipo ha sido asociado a un menor riesgo de muchas condiciones adversas para la salud. Muchos estudios sugieren que el aumento del consumo de alimentos vegetales como la coliflor disminuye el riesgo de obesidad, diabetes, enfermedades del corazón y la mortalidad general; además promueve un cutis saludable, un aumento de la energía y ayuda a controlar el peso.

TRUCOS PARA ACABAR CONLAS OJERAS

Dieta
Dieta

Si tenemos ojeras, mejorar nuestra alimentación y mantener una correcta hidratación nos ayudará a combatirlas. Bebe abundante agua, haz que frutas y verduras sean protagonistas en tu dieta, evita la sal, ya que provoca retención de líquidos y problemas de circulación y ten en cuenta que el tabaco y el alcohol favorecen la aparición de ojeras, la sequedad de la piel y el envejecimiento prematuro de la misma.

Manzanilla
Las ojeras se notan más cuando están hinchadas, por lo que un buen truco es mojar dos algodones en manzanilla y los colocamos en las ojeras unos 15 minutos. Esto ayuda a reducir la inflamación de la zona.

Antiojeras
Si se trata de acabar con las ojeras, recurrir al maquillaje siempre es buena idea. Elige un antiojeras de un tono similar a tu color de piel. Los hay que, además, tienen efecto calmante.

Bloqueador
El sol es muy negativo para las ojeras, ya que las acentúa. Es necesario utilizar cremas de alta protección solar en esta zona, ya que su piel es más fina y sensible.

Pepino o patata
Es muy útil cortar dos rodajas grandes de patata y ponerlas sobre los ojos, espera durante 15 minutos y pasado ese tiempo, retíralas y aclara. El almidón de la patata reduce la hinchazón. Si lo prefieres, también puedes colocar dos rodajas de pepino sobre los ojos y esperar 15 minutos. Tiene efecto calmante y reduce la hinchazón.

COMO CUIDAR EL CABELLO SIN VOLÚMEN

Es el eterno problema de las mujeres, pero también es el que más soluciones tiene: desde secar el cabello boca abajo hasta cardar las raíces.

Cómo cuidar el pelo sin volumenRayos Láser.
La efectividad de la espada de la Guerra de las galaxias no es nada al lado de esta herramienta. Con un láser de baja intensidad se atraviesa la superficie de la piel, sin dañarla y de forma indolora, aumentando la llegada de nutrientes y oxígeno a los folículos pilosos, con lo que se consigue disminuir la caída del pelo. Los resultados: aumento de la densidad capilar y del calibre del cabello.

El principio del fin.
Debido a la contaminación y a todos los productos capilares que utilizamos, el cuero cabelludo se ensucia y crea una película que aplasta el cabello. Con el tratamiento de tres pasos: exfoliar, tonificar e hidratar, la zona queda en las condiciones idóneas para recibir cualquier tratamiento. La raíz limpia aporta ligereza y el cabello se despega creando más volumen.

100% naturales.
Muchas celebrities son adictas a las extensiones y algunas las llevan incluso en el bolso. En este centro puedes aumentar el volumen con mechones que se adaptan a tu melena mediante un anclaje de queratina, que consigue un acabado más natural y duradero. Mediante un estudio pormenorizado, el profesional moldeará los mechones y escogerá el tono exacto.

COMO PERDER 4 KILOS EN UN MES

Cómo perder cuatro kilos en un mesRegla número 1: no existen alimentos prohibidos. Come de todo, pero elimina al máximo posible el azúcar, las grasas y las féculas.
Regla número 2: el número mágico, reducir al día la ingesta en 500 calorías. Algo orientativo, porque dependerá del ejercicio físico que hagas y de tu metabolismo. Pero… ¿sabes qué son 500 calorías? Es, por ejemplo, el café con leche de media mañana y un donut o dos latas de refresco azucarado o la bolsa de patatas fritas que te tomas mientras ves la tele… ¿te resulta muy difícil prescindir de ello?
Regla número 3: una dieta debe estar supervisada por un nutricionista, por lo que no te vamos a dar ningún menú mágico. Eso sí, ve incluyendo verduras crudas y cocidas a tu menú semanal y elimina fritos y rebozados.
Regla número 4: 20 minutos de ejercicio al día. No hace falta más tiempo para realizar un HITT, un entrenamiento interválico de alta intensidad: realizas ejercicios a tope durante 20 a 60 segundos y descansas. No te deprimas al principio: poco a poco lograrás hacer más repeticiones en ese tiempo.
Regla número 5: las 5 comidas Bien distribuidas y con variedad, así evitarás los picos bajos de azúcar en sangre, que son los que provocan la sensación de hambre que te lleva como una loca a arrasar la nevera.
Regla número 6: duerme. Diversos estudios científicos aseguran que no dormir lo suficiente engorda. Cada hora de sueño consumes una media de 65 calorías. Si no duermes 7 horas, tu cuerpo lo compensará almacenando grasa.

VIENTRE PLANO : LA CLAVE NO ES EL EJERCICIO

Matarse a abdominales no es el camino ideal ni el más eficaz ni el más corto ni (desde luego) el más fácil para lograr un vientre plano y tonificado (que es lo que quieres las mujeres) ni la tableta que ellos ansían.


Hay muchos mitos entorno a este problema. Pero la realidad es que para aquellos que busquen resultados permanentes en el estómago y en los flancos, la estregia debe ser otra.
 Estamos de acuerdo en que el objetivo es combatir y eliminar la grasa, pero esto no se logra sólo con el ejercicio. Existen ciertos factores que te pueden hacer más vulnerable (da igual si eres hombre o mujer), algunos se puede modificar y otros no, pero si los conoces tendrás más posibilidades de salir vencedor.

La edad no perdona. Esto es irremediable, cuantos más años tengas más tendrás que trabajártelo.  El metabolismo también influye. Deshacerse de la grasa es más difícil con la edad y entre aquellos individuos de metabolismo más lento.
En el caso de las mujeres, el embarazo y los cambios físicos y hormonales hacen mella en su anatomía. Pero con tesón se puede volver a recuperar el tono. En este caso es necesario diseñar un plan de trabajo con ejercicios específicos, como los del suelo pélvico.
El impacto de la dieta en esta zona del cuerpo es bestial, y va en serio. Lo que comes es determinante. Si quieres conseguirlo, antes que el ejercicio debes empezar a seleccionar mejor lo que te metes en la boca.

Según cuenta Joan Williams, entrenadora personal de un gimnasio del centro de Londres, a BBC News: "los abdominales dependen en un 80% de lo que comes y en un 20% del ejercicio".
Así que puedes hacer millones de abdominales, pero si no cuidas tu dieta no vas a ver ningún cambio.
Los expertos recomiendan seguir una alimentación baja en grasa, con pocos carbohidratos y mucha proteína, en la que predominen las frutas, las verduras y los cereales. Otro truco que funciona: ir reduciendo progresivamente la ingesta de azúcar, y aumentando la de vegetales.

En cuanto al 20% que corresponde al ejercicio, no vale tampoco enfocarse únicamente en la zona.
Es necesario realizar un entrenamiento completo del cuerpo, incluidos ejercicios aeróbicos. 
Es más, varios estudios han demostrado que hacer cardio es mucho más efectivo que hacer abdominales. El ejemplo más claro es éste: Dos hombres de peso y altura, uno se dedicó a correr y otro a hacer abdominales, y el resultado fue más positivo para el que hacía ejercicio aeróbico.
Por tanto correr, saltar a la comba, montar en bici o nadar son actividades que te ayudarán a alcanzar esa reducción de grasa que es el requisito previo de unos abdominales perfectos.

7 SECRETOS PARA TENER UN BUEN NIVEL DE AZÚCAR EN SANGRE

7 secretos para tener un buen nivel de azúcar en la sangre - Selecciones
Descubre los 7 secretos para tener un buen nivel de azúcar en la sangre. 
 
1. Escoge carbohidratos con bajo índice de glucémico (IG)  y reduce tus raciones.
Consumir carbohidratos de acción lenta (con bajo IG) en lugar de los de acción rápida (IG más alto),puede ayudarte a bajar y estabilizar tus niveles de glucosa. Vigila también las raciones, sin importar por qué tipo de carbohidratos te inclines.
2. Tres de tus raciones de carbohidratos deben ser integrals.
Come los mejores carbohidratos, es decir, los integrales, pues ayudan a prevenir problemas cardíacos y la diabetes, independientemente de sus efectos en la glucosa de la sangre.
3. Consume dos raciones de frutas y cinco de verduras todos los días.
La mayoría de las frutas y las verduras tienen poco carbohidratos y son ricas en vitaminas, minerales, fibra y compuestos que protegen la salud. Comer fruta o añadir verduras a los platos ricos en carbohidratos reduce tus niveles de glucosa.
4. Incluye proteínas en todas tus comidas.
La proteína reduce el IG general de las comidas y ayuda a dominar el hambre, facilitando la pérdida de peso.
5. Favorece las grasas buenas.
Las grasas saturadas “malas” empeoran tu habilidad para controlar a glucosa en la sangre, y las grasas no saturadas “buenas” hacen lo contrario. Además, disminuyen el IG general de las comidas.
6. Come raciones más pequeñas.
No sólo nos referimos a los alimentos ricos en carbohidratos, sino a todas las comidas. Aunque tu dieta sea baja en IG, las calorías cuentan. Reducir la cantidad que ingieres puede ayudar a luchar contra la resistencia a la insulina, y, junto al ejercicio, es la mejor forma de perder peso.
7. Agrega alimentos ácidos a tus comidas.
Es una forma muy sencilla de reducir el efecto de una comida en el nivel de glucosa en la sangre.