http://es.paperblog.com/

lunes, 25 de mayo de 2015

RECETAS CON UN SUPERALIMENTO: KOL KALE

Recetas con kale

La col kale es el superalimento de moda. Y lo es por obra y gracia de sus beneficios nutricionales (que son muchos), pero también de las celebs. Porque, aunque siempre ha estado ahí, en los últimos meses ha conseguido aumentar su demanda de forma estrepitosa, en parte por el furor de muchas caras conocidas que han invocado a todas sus propiedades para incluirlo en su dieta. Alanis Morrissette se ha declarado fan absoluta. “El kale es mi mejor amigo. Tomo ensalada de kale. Lo pongo en mis batidos, en mis sopas. ¡Kale, kale, kale! Me siento como Popeye. Me encanta”. A Jennifer Aniston le gusta tomarlo en forma de chips (deshidratándolo en el horno para que quede crujiente) y Gwyneth Paltrow, la celeb eco por excelencia, ha publicado varias recetas en Goop con esta superfood. Y aunque todo esto ha contribuido a su éxito, lo cierto es que hay otras tantas razones healthy que justifican esta fiebre por el kale. “La concentración de nutrientes que cada una de sus hojas contiene es abrumadora”, sentencia la nutricionista Itziar Digón, al tiempo que enumera algunas de sus muchas bondades: es fuente de calcio, tiene una alta cantidad de vitamina C, A y K, muchísimo hierro, antioxidantes, mucha fibra y muy pocas calorías.


Asumidas todas las bondades de este alimento, nos planteamos la siguiente pregunta. ¿Cómo cocinarlo de forma rica y saludable? Pregunta a la que nos han respondido los caterings y restaurantes más inspiradores (y amantes del kale)–Gourmetillo, Il Tavolo Verde, La Mojigata y Fit Food– y dos it bloggers especializadas en vida healthyLet It Be Cosy y Being Biotiful. ¿Y como lo han hecho? Con 15 recetas que nos hacen adorar este verdura: en forma de pesto, de pancake y tarta dulce, en un crunchy salado… Y avisamos, aunque en ocasiones es difícil encontrar esta col en fruterías tradicionales (sobre todo en primavera y en verano), cada vez son más los productores que la cultivan durante todo el año, pudiéndose comprar siempre en mercados eco como Kiki Market, Naturasi o El Huerto de Lucas o en fruterías como The Fruits of the World. Otra alternativa es hacer como Rocío Graves, autora del blog Let It Be Cosy, y cultivarla en tu propio huerto (si es que puedes). Para todos los fans del kale, aquí están las 15 recetas más inspiradoras, y ricas, para adorar más a este superalimento.






Tostadas de pesto de kale con crema de jengibre





Propuesto por Gourmetillo , lo que es lo mismo, Mamen y Mario, dos viajeros incansables que recorren el mundo es busca de inspiración y que afirman con fervor que cualquier excusa es perfecta para celebrarla con buena comida.
Ingredientes: 6 hojas de kale sin tallo, 4 ramas de albahaca, 5 ramitas de tomillo, medio vaso de aceite de oliva virgen extra, 100 gramos de parmesano, 200 gramos de crema fraîche, 3 trozos de jengibre confitado, un diente de ajo (opcional) y sal.
Preparación: blanquea un minuto el kale y refresca en agua con hielo. Escurre, quita el tallo y reserva. Pon en un robot de cocina el kale con la mitad del aceite. Cuando tengas una pasta de color verde intenso añade la albahaca, el tomillo sin la rama, los piñones, el queso y, si quieres, el ajo. Tritura todo bien y añade el resto del aceite. Cuando tengas una pasta homogénea pásalo a un bol. Corta el jengibre en trozos pequeños y mézclalo con la crema fraîche. Tuesta el pan y coloca encima de cada tostada una buena cucharada de pesto y encima la crema de jengibre.



Ensalada de kale con fideos de soba y aguacate
 
Propuesta por Gourmetillo
Ingredientes: 350 gr de fideos soba, 120 gr. de alga wakame deshidratada, 100 gr de pasta de miso blanco, 25 ml de aceite de sésamo; 15 ml de vinagre de arroz, 6 hojas de kale sin tallo, 2 aguacates, media hoja de alga nori, una cucharadita de sésamo blanco y una cucharadita de sésamo negro.
Preparación: hierve los fideos en abundante agua. Cuando estén listos (es conveniente dejarlos justo al dente), pásalos rápidamente por agua fría para refrescarlos. Escúrrelos bien. Al mismo tiempo, pon el alga wakame en agua fría unos 10 minutos para que se hidrate bien. Mientras cueces los fideos, mezcla todos los ingredientes para el aliño. Puedes añadir aceite de cacahuete o de girasol si al añadir el miso se queda la mezcla muy espesa. Emulsiona la mezcla con varillas y reserva. Blanquea en agua hirviendo el kale durante un minuto. Pon en un bol con hilo las hojas para parar la cocción. Retira el tallo central y corta de manera tosca las hojas. Emplata en este orden: añade al kale un poco del aliño y coloca en el fondo.Después los fideos soba con los dos sésamos y otro poco de aliño, y por ultimo el alga wakame con un poco de sal, el aguacate y el alga nori.


Calabacines espiralizados con pesto de kale
 
Propuesto por Let It Be Cosy, un inspirador blog de estilo de vida y comida sana tras el que se encuentra Rocío Graves, una apasionada de la vida healthy y la fotografía de comida. Puedes seguirla también en Instagram @letitbecosy
Ingredientes: 120 gr de piñones, 80 gr de hojas de kale sin tallo (mejor utilizar la variedad de kale rizada que tiene un sabor más suave), 50 gr de hojas de albahaca fresca, medio aguacate, 1-2 dientes de ajo, 3 cucharadas soperas de levadura nutricional (o queso parmesano), sal, 4 cucharadas soperas de agua, 4 cucharadas soperas de limón, la ralladura de medio limón, 1 cucharada sopera de aceite de sésamo y dos calabacines espirilizados (o pasta).
Preparación: lava bien las hojas de kale. Quita el tallo y pon las hojas en una batidora de alta velocidad o robot de cocina junto con el resto de ingredientes. Tritura hasta conseguir la consistencia deseada. Añade agua mineral para un pesto menos espeso y ajusta de sal y limón. Sirve con calabacines espiralizados utilizando un espiralizador o con pasta.



Batido cremoso de kale, plátano, mango y leche de almendras
 
Propuesto por Let It Be Cosy
Ingredientes: un plátano maduro, un mango maduro (puedes meterlo en trocitos en el congelador previamente para que la bebida esté más fría), 150 gr de kale sin tallo, 2 cucharadas soperas de semillas de cáñamo sin piel, 750 ml leche de almendras (u otra leche vegetal), un cuarto de cucharadita de vainilla pura en polvo. Si quieres puedes añadir endulzante al gusto (azúcar de coco, stevia, miel, sirope de arce...).
Preparación: lava bien las hojas de kale. Quita el tallo y pon las hojas en una batidora de alta velocidad. Añade el plátano, el mango, las semillas de cáñamo,la leche vegetal y la vainilla. Bate hasta que tenga una consistencia totalmente líquida y sin grumos. Prueba y añade endulzante si es necesario. Se puede tomar en el momento o refrigerar en una botella de cristal con cierre hermético.



Ensalada de kale marinado en zumo de naranja con aliño de tahini y jarabe de arce
 
Propuesta por Let It Be Cosy
Ingredientes: 100 gr de hojas de kale rizada sin tallo, el zumo de una naranja mediana, un cuarto de una cucharadita de sal, 2 rabanillos, 3 cucharadas de arándano rojo seco, 50 gr de pistachos sin tostar (u otro fruto seco), 50 gr de granada, un puñadito de hojas de menta fresca y medio aguacate. Para el aliño: una cucharada sopera de jarabe de arce, 3 cucharadas soperas de tahini, 6 cucharadas soperas de limón, 3-5 cucharadas de agua mineral, sal y pimienta negra.
Preparación: lava bien las hojas de kale, quitándoles también el tallo. Pon las hojas en un bol junto con la sal y el zumo de naranja. Amasa con las manos durante 3-5 minutos hasta que las hojas de kale se hayan ablandado por completo y sean más fáciles de masticar y digerir. Descarta el zumo de naranja sobrante. Corta en rodajas finitas los rabanillos, en láminas el aguacate y saca las semillas de la granada. En un bol grande de ensalada, pon las hojas de kale marinadas, los rabanillos, el aguacate y las semillas de granada junto con los pistachos, los arándanos rojos y la menta previamente troceada. Prepara el aliño en un bol mezclando primero el tahini con el limón, la sal, la pimienta y el jarabe de arce. Añade paulatinamente el agua y mezcla hasta conseguir un aliño homogéneo sin grumos. Rocía la ensalada con el aliño, mezcla y sirve.



Tartaletas de kale y ricotta
 
Propuesta por Il Tavolo Verde, un encantador espacio de Madrid con filosofía eco y muy buen gusto. Sus dueños son una pareja de aventureros que recorren el mundo en busca de objetos olvidados que venden también en este espacio, poseedor de una carta healthy muy cuidada.Ingredientes: 500 gr de masa quebrada, 500 gr de hojas de kale, 250 gr de ricotta, 100 ml de crema de leche, un huevo, nuez moscada, sal, pimienta y germinados para decorar.
Preparación: estira la masa y forra los moldes. Hornea a 180º durante 20 minutos. Blanquea las hojas de kale y mezcla con la ricotta. Rellena parcialmente las tartaletas. Realiza un batido con la crema, el huevo, la nuez moscada, sal y pimienta. Completa las tarteletas con esta mezcla. Hornea durante 30 minutos a 180 grados. Termina decorando con germinados.



Zumo verde de kale
 
Propuesta por Il Tavolo Verde
Ingredientes: 5 hojas de kale, una manzana verde, un kiwi, una ramita de apio, un centímetro de jengibre y el zumo y la ralladura de una lima.
Preparación: triturar todos los ingredientes y servir frío.



Kale pancake
 
Propuesto por La Mojigata, uno de los caterings más especiales, amante de los valores de la cocina casera y tradicional. "Cocinar con tiempo, hacer nuestro propio pan, nuestra repostería, la mantequilla, las confituras...". Esa es su filosofía.
Ingredientes: un huevo, medio vaso de leche, 2 cucharadas de aceite de oliva suave, una taza y media de harina integral, 3 cucharadas de azúcar de coco o de caña integral, una cucharadita de bicarbonato y 2 hojas de col kale. Para acompañar: un aguacate, un tomate raff, una cucharadita de tahine (puré de sésamo) y una pizca de sal.
Preparación: pon la col kale a cocer hasta que la hoja se quede blandita, pero sin que pierda el color verde. Después tritura la col con un poco de agua de la cocción hasta que quede una pasta verde espesa. Mezcla todos los ingredientes junto con la pasta de col en una batidora hasta que se mezcle todo bien. Calienta una plancha o una sartén y engrasa con un papel manchado de aceite de oliva. Vierte un poco de la masa formando un círculo y deja que se haga por un lado. Es muy importante no aplastar la tortita y dejar que crezca. Cuando veas que empiezan a salir burbujitas, dale la vuelta con un gesto rápido y deja que se haga por el otro lado. Unta la tortita con tahine, corta el aguacate y el tomate en láminas y ponlos encima. Tapa con otra tortita.



Tarta de kale
 
Propuesta por La Mojigata
Ingredientes: un huevo, medio vaso de leche vegetal, medio vaso de aceite de oliva, 2 medidas y media de harina de arroz, 2 vasos de azúcar de coco, una cucharadita de bicarbonato y 4 hojas de col kale pequeñas.
Preparación: precalentar el horno a 180 grados. Engrasa un molde redondo de 23 centímetros con un poco de aceite y espolvoreando un poco de harina. Pon la col kale a cocer durante 5 minutos hasta que la hoja quede blandita pero sin que pierda el color verde. Después tritura la col con un poco de agua de la cocción hasta que quede una pasta áspera verde. En un bol bate el huevo con el azúcar y añade el aceite poco a poco sin dejar de batir. Añade por último la leche y sigue batiendo. Termina añadiendo a esa mezcla la pasta de col kale y remueve despacio hasta que quede bien integrada con el resto de la masa. En un bol aparte tamiza la harina, una pizca de sal y el bicarbonato. Añade esta mezcla a la anterior y remueve con una espátula de abajo hacia arriba. Vierte en el molde y hornea durante 35 minutos.



Ensalada de kale y boniato
  
Propuesta por Being Biotiful, un delicioso blog para amantes de la vida orgánica.  Sus recetas healthy y bio se mezclan con otra de las pasiones de su creadora, Chloé Sucrée: la de ser mamá.
Ingredientes: un boniato (o patata dulce) pelado y cortado, un puñado grande de kale mezclado con canela, cayena, un poquito de sal y aceite de coco. Hornea durante 25 minutos a 170ºC o hasta que esté cocido. Corta el kale en juliana y pásalo por debajo de un rodillo para ablandarlo. Mezcla el kale con la rúcula, el maíz y los rabanitos. Incorpora el aliño. Corta el aguacate y ponlo sobre tu tostada con salsa shirasa sauce o salsa de chile.



Crumble crunchy salado de kale y tomate
 
Propuesto por Being Biotiful
Ingredientes: 3 tomates, un puñado grande de kale rizado, unas 10 aceitunas negras, un puñado de pasas (opcional), una cuchara de miel (opcional), sal y pimienta. Para el crumble: una taza de almendras molidas con media taza de copos de avena, un cuarto de taza de pipas de girasol y calabaza, una mezcla compuesta por media taza de copos de avena, un cuarto de taza de almendras, un cuarto de pipas de girasol y calabaza, 5 cucharadas de aceite de oliva, un poco de cayena, un poco de orégano fresco y sal.
Preparación: elabora la base, mezclando en un bol mediano los tomates cortados en cubitos, el puñado de kale lavado (sin ramas y cortado en juliana), las aceitunas negras cortadas y las pasas. Añade una pizca de sal y, si quieres, una cuchara de miel. Salpimienta. Vierte en el fondo de un molde mediano. En otro bol, mezcla los ingredientes del crumble, añadiendo primero los ingredientes secos y luego los húmedos. Esparce esta mezcla por encima de la base. Hornea durante unos 15 minutos a 175 grados.



Gazpacho de lúcuma y ensalada de kale
 
Propuesta por Being Biotiful
Ingredientes: 8 tomates medianos pelados, 2 dientes de ajo, una lúcuma, medio pepino, media taza de agua, media taza de aceite de oliva (aprox., ajustar si quieres más o menos), vinagre de Jerez, sal ypimienta. Para la ensalada: un puñado de kale, un maíz orgánico desmenuzado, 3 rábanitos cortados finos, medio aguacate maduro cortado en cuadraditos. Para la salsa: 2 cucharadas de vinagre de manzana, 2 cucharadas de miel y queso crema de anacardos (realizado con una taza de anacardos –en remojo durante 4 horas–, un cuarto de taza de agua, el zumo de un limón, sal y pimienta). 
Preparación: prepara el gazpacho en una batidora, ajusta de sal, pimienta y vinagre al gusto y decora con aceite y semillas de sésamo. Prepara la ensalada lavando el kale, añade los rabanitos, el maíz desmenuzado y el aguacate. Vierte el vinagre y la miel y mezcla con tus manos para amasar el kale. Añade el queso crema y vuelve a mezclar.



Pesto kale con espinacas y nueces
 
Propuesto por Being Biotiful
Ingredientes: un puñado de espinacas, un puñado de kale, una taza de anarcardos, media tapa de brazil nuts, media taza de aceite de albahaca, el zumo de medio limón, 3 dientes de ajo, sal y pimienta.
Preparación: poner todo en un robot de cocina hasta obtener la textura de un pesto. Añadir o no más aceite de oliva hasta tener la textura deseada.



Zumo de kale con lechuga y espinas
 
Propuesto por Fit Food, un juice bar orgánico en el que los zumos son prensados en frío (una técnica que minimiza la oxidación y conserva intactos los nutrientes de la fruta).
Ingredientes: 2 o 3 hojas grandes de kale, un puñado de espinacas frescas, una lechuga romana, 2 tallos de apio, 2 pepinos pelados, un puñado pequeño de perejil, medio limón pelado y media lima pelada.
Preparación: batir todos los ingredientes y servir en frío.



Batido de kale con piña y bayas de Goji
 
Propuesto por Fit Food
Ingredientes: 2 tazas de kale, media piña, un plátano, una taza de agua de coco. Para el topping: copos de coco, bayas de Goji y coco rallado.
Preparación: batir el kale, la piña y el plátano con el agua de coco. Remata con el topping.







domingo, 5 de abril de 2015

¿HASTA QUE EDAD PUEDO TENER HIJOS?

¿Hasta qué edad puedo quedarme embarazada? Actualmente las mujeres pueden tener hijos hasta casi cualquier edad sin tener los riesgos que había en otras épocas. ¿Quieres saber más?

Edad de la mujer y embarazo, ¿hasta qué edad puedo tener hijos?Las mujeres pueden tener hijos a cualquier edad sin correr los peligros que comportaba la maternidad muy temprana o muy tardía en otras épocas.
Pero en algunos periodos de su vida aumenta el riesgo de concebir hijos con alteraciones cromosómicas, como el síndrome de Down (que se produce por la presencia de tres cromosomas 21 en lugar de dos).

La edad ideal

Para disminuir el riesgo de engendrar hijos con problemas, lo ideal es que la mujer sea madre entre los 22 y los 30 años.

¿Qué ocurre cuando la madre es menor de 20 años?

Las mujeres muy jóvenes tienen un riesgo ligeramente superior de concebir un hijo con síndrome de Down o con otros defectos congénitos, entre ellos, la gastrosquisis, una alteración que consiste en que el bebé nace con una rotura de la pared del abdomen.

¿Y si es mayor de 35?

A partir de esta edad va aumentando progresivamente el riesgo de alteraciones en el número de los cromosomas del embrión. Esto, a su vez, hace que haya más posibilidades de sufrir abortos espontáneos y de tener bebés que padezcan síndrome de Down y con otras alteraciones cromosómicas.

¿Es preferible renunciar a la maternidad a partir de los 40 años?

Esta es una decisión que debe tomar la mujer junto con su pareja, tras haberse informado sobre los riesgos de alteraciones cromosómicas que conlleva el embarazo y las posibilidades que hoy existen de diagnosticar esas anomalías durante la gestación.
También deben saber que existe la posibilidad legal de interrumpir el embarazo si el feto está afectado.

¿Podemos saber si el feto tiene alguna anomalía?

Existen varias técnicas para conocer si el feto sufre o no determinadas anomalías.
Mediante la ecografía de alta resolución (que se realiza a todas las embarazadas entre las semanas 18ª y 20ª), se descubre una gran cantidad de malformaciones físicas del futuro bebé.
Con la amniocentesis y el análisis de vellosidades coriales se estudian los cromosomas del feto y se averigua si hay alteraciones, por ejemplo, tres cromosomas 21 en vez de dos.
Estas pruebas solo se practican cuando existe un riesgo elevado de engendrar un bebé con alteraciones cromosómicas, por ejemplo, si la mujer es mayor de 35 años.

BENEFICIOS DE LA COLIFLOR

Contra el cáncer
La coliflor contiene antioxidantes que ayudan a prevenir las mutaciones celulares y reducir el estrés oxidativo de los radicales libres. Verduras crucíferas como las coles, el brócoli y la coliflor han demostrado reducir el riesgo de cáncer de mama y de sistemas reproductivos tanto en hombres como en mujeres. Diversos estudios han constatado que el sulforafano, un compuesto de este tipo de verduras, es el responsable de este beneficioso poder para combatir el cáncer.

Coliflor contra el cáncer

Para la digestión
La coliflor tiene un alto contenido en fibra y agua, lo que ayuda a evitar el estreñimiento y mantiene nuestro sistema digestivo saludable y, por ende, reduce el riesgo de cáncer de colon. Y es que cualquier fibra natural promueve la regularidad, lo que es muy importante para excretar las toxinas cada día a través de la bilis y de las heces. Según el Departamento de Medicina Interna y Nutricional del Programa de Ciencias de la Universidad de Kentucky (EE.UU.), el consumo elevado de fibra está asociado a un menor riesgo de desarrollar enfermedad coronaria, accidente cerebrovascular, hipertensión, diabetes u obesidad.

Para la memoria
Otra de las cualidades de la coliflor es ser una fuente de colina, un nutriente esencial soluble en agua que nos ayuda con el movimiento muscular, el sueño, el aprendizaje y la memoria. La colina ayuda también a mantener la estructura de las membranas celulares,  a la transmisión de los impulsos nerviosos y a la absorción de la grasa del organismo.

Para los huesos
Diversos estudios han constatado que el consumo adecuado de vitamina K presente en la coliflor mejora la salud de los huesos, reduciendo el riesgo de fractura ósea y la osteoporosis. Esto sucede porque los componentes esenciales de la coliflor mejoran la absorción del calcio y reducen la excreción urinaria de este mediador intracelular.

Beneficios generales
Consumir frutas y verduras de todo tipo ha sido asociado a un menor riesgo de muchas condiciones adversas para la salud. Muchos estudios sugieren que el aumento del consumo de alimentos vegetales como la coliflor disminuye el riesgo de obesidad, diabetes, enfermedades del corazón y la mortalidad general; además promueve un cutis saludable, un aumento de la energía y ayuda a controlar el peso.

TRUCOS PARA ACABAR CONLAS OJERAS

Dieta
Dieta

Si tenemos ojeras, mejorar nuestra alimentación y mantener una correcta hidratación nos ayudará a combatirlas. Bebe abundante agua, haz que frutas y verduras sean protagonistas en tu dieta, evita la sal, ya que provoca retención de líquidos y problemas de circulación y ten en cuenta que el tabaco y el alcohol favorecen la aparición de ojeras, la sequedad de la piel y el envejecimiento prematuro de la misma.

Manzanilla
Las ojeras se notan más cuando están hinchadas, por lo que un buen truco es mojar dos algodones en manzanilla y los colocamos en las ojeras unos 15 minutos. Esto ayuda a reducir la inflamación de la zona.

Antiojeras
Si se trata de acabar con las ojeras, recurrir al maquillaje siempre es buena idea. Elige un antiojeras de un tono similar a tu color de piel. Los hay que, además, tienen efecto calmante.

Bloqueador
El sol es muy negativo para las ojeras, ya que las acentúa. Es necesario utilizar cremas de alta protección solar en esta zona, ya que su piel es más fina y sensible.

Pepino o patata
Es muy útil cortar dos rodajas grandes de patata y ponerlas sobre los ojos, espera durante 15 minutos y pasado ese tiempo, retíralas y aclara. El almidón de la patata reduce la hinchazón. Si lo prefieres, también puedes colocar dos rodajas de pepino sobre los ojos y esperar 15 minutos. Tiene efecto calmante y reduce la hinchazón.

COMO CUIDAR EL CABELLO SIN VOLÚMEN

Es el eterno problema de las mujeres, pero también es el que más soluciones tiene: desde secar el cabello boca abajo hasta cardar las raíces.

Cómo cuidar el pelo sin volumenRayos Láser.
La efectividad de la espada de la Guerra de las galaxias no es nada al lado de esta herramienta. Con un láser de baja intensidad se atraviesa la superficie de la piel, sin dañarla y de forma indolora, aumentando la llegada de nutrientes y oxígeno a los folículos pilosos, con lo que se consigue disminuir la caída del pelo. Los resultados: aumento de la densidad capilar y del calibre del cabello.

El principio del fin.
Debido a la contaminación y a todos los productos capilares que utilizamos, el cuero cabelludo se ensucia y crea una película que aplasta el cabello. Con el tratamiento de tres pasos: exfoliar, tonificar e hidratar, la zona queda en las condiciones idóneas para recibir cualquier tratamiento. La raíz limpia aporta ligereza y el cabello se despega creando más volumen.

100% naturales.
Muchas celebrities son adictas a las extensiones y algunas las llevan incluso en el bolso. En este centro puedes aumentar el volumen con mechones que se adaptan a tu melena mediante un anclaje de queratina, que consigue un acabado más natural y duradero. Mediante un estudio pormenorizado, el profesional moldeará los mechones y escogerá el tono exacto.

COMO PERDER 4 KILOS EN UN MES

Cómo perder cuatro kilos en un mesRegla número 1: no existen alimentos prohibidos. Come de todo, pero elimina al máximo posible el azúcar, las grasas y las féculas.
Regla número 2: el número mágico, reducir al día la ingesta en 500 calorías. Algo orientativo, porque dependerá del ejercicio físico que hagas y de tu metabolismo. Pero… ¿sabes qué son 500 calorías? Es, por ejemplo, el café con leche de media mañana y un donut o dos latas de refresco azucarado o la bolsa de patatas fritas que te tomas mientras ves la tele… ¿te resulta muy difícil prescindir de ello?
Regla número 3: una dieta debe estar supervisada por un nutricionista, por lo que no te vamos a dar ningún menú mágico. Eso sí, ve incluyendo verduras crudas y cocidas a tu menú semanal y elimina fritos y rebozados.
Regla número 4: 20 minutos de ejercicio al día. No hace falta más tiempo para realizar un HITT, un entrenamiento interválico de alta intensidad: realizas ejercicios a tope durante 20 a 60 segundos y descansas. No te deprimas al principio: poco a poco lograrás hacer más repeticiones en ese tiempo.
Regla número 5: las 5 comidas Bien distribuidas y con variedad, así evitarás los picos bajos de azúcar en sangre, que son los que provocan la sensación de hambre que te lleva como una loca a arrasar la nevera.
Regla número 6: duerme. Diversos estudios científicos aseguran que no dormir lo suficiente engorda. Cada hora de sueño consumes una media de 65 calorías. Si no duermes 7 horas, tu cuerpo lo compensará almacenando grasa.

VIENTRE PLANO : LA CLAVE NO ES EL EJERCICIO

Matarse a abdominales no es el camino ideal ni el más eficaz ni el más corto ni (desde luego) el más fácil para lograr un vientre plano y tonificado (que es lo que quieres las mujeres) ni la tableta que ellos ansían.


Hay muchos mitos entorno a este problema. Pero la realidad es que para aquellos que busquen resultados permanentes en el estómago y en los flancos, la estregia debe ser otra.
 Estamos de acuerdo en que el objetivo es combatir y eliminar la grasa, pero esto no se logra sólo con el ejercicio. Existen ciertos factores que te pueden hacer más vulnerable (da igual si eres hombre o mujer), algunos se puede modificar y otros no, pero si los conoces tendrás más posibilidades de salir vencedor.

La edad no perdona. Esto es irremediable, cuantos más años tengas más tendrás que trabajártelo.  El metabolismo también influye. Deshacerse de la grasa es más difícil con la edad y entre aquellos individuos de metabolismo más lento.
En el caso de las mujeres, el embarazo y los cambios físicos y hormonales hacen mella en su anatomía. Pero con tesón se puede volver a recuperar el tono. En este caso es necesario diseñar un plan de trabajo con ejercicios específicos, como los del suelo pélvico.
El impacto de la dieta en esta zona del cuerpo es bestial, y va en serio. Lo que comes es determinante. Si quieres conseguirlo, antes que el ejercicio debes empezar a seleccionar mejor lo que te metes en la boca.

Según cuenta Joan Williams, entrenadora personal de un gimnasio del centro de Londres, a BBC News: "los abdominales dependen en un 80% de lo que comes y en un 20% del ejercicio".
Así que puedes hacer millones de abdominales, pero si no cuidas tu dieta no vas a ver ningún cambio.
Los expertos recomiendan seguir una alimentación baja en grasa, con pocos carbohidratos y mucha proteína, en la que predominen las frutas, las verduras y los cereales. Otro truco que funciona: ir reduciendo progresivamente la ingesta de azúcar, y aumentando la de vegetales.

En cuanto al 20% que corresponde al ejercicio, no vale tampoco enfocarse únicamente en la zona.
Es necesario realizar un entrenamiento completo del cuerpo, incluidos ejercicios aeróbicos. 
Es más, varios estudios han demostrado que hacer cardio es mucho más efectivo que hacer abdominales. El ejemplo más claro es éste: Dos hombres de peso y altura, uno se dedicó a correr y otro a hacer abdominales, y el resultado fue más positivo para el que hacía ejercicio aeróbico.
Por tanto correr, saltar a la comba, montar en bici o nadar son actividades que te ayudarán a alcanzar esa reducción de grasa que es el requisito previo de unos abdominales perfectos.