http://es.paperblog.com/

martes, 29 de marzo de 2011

VIENTRE PLANO , DIETA PARA CONSEGUIRLO


¿Te has pasado en Navidad o ya vienes arrastrando un vientre hinchado o con demasiado volumen desde hace tiempo? Sea cual sea tu caso, lo que buscas es un vientre plano y armonioso y, en general, menos tripita. Te ofrecemos los trucos y la dieta para un vientre plano.

Quizá uno de los objetivos más complicados de conseguir al adelgazar es eliminar el volumen en el abdomen. Y es que la grasa que se acumula en la tripa es una de las más rebeldes, persistiendo incluso cuando se hace ejercicio.

¿Por qué? Por motivos hormonales dado que ahí almacenamos las reservas que algún día servirán de cobijo a un posible embarazo. Sin embargo, lo que nos interesa es quemarla para lucir un vientre plano y favorecedor, y te vamos a ayudar a conseguirlo con estos trucos de belleza y dietas. Eso sí, debes ser muy consciente de que hay que combinar una alimentación sana y ejercicio para obtener resultados más rápidamente y duraderos.

Consejos alimenticios para un vientre plano
- Imprescindible comer más fibra. La falta de fibra te puede provocar estreñimiento, algo que favorece la acumulación de grasas y líquidos y la hinchazón del abdomen. Se recomienda un mínimo de 25 gramos de fibra al día que podemos comer a partir de las frutas, las verduras, los cereales integrales o las legumbres. Además, evitaremos los gases, que también hinchan muchísimo y son extremadamente incómodos.
- Cuidado con los carbohidratos. Son imprescindibles en nuestra dieta, nunca debes abandonarlos, pero debes comerlos con cabeza. Piensa que deben representar alrededor del 45% de tu alimentación diaria pero nunca más porque retendrás más líquidos, provocarás hinchazón y un vientre más voluminoso. Si optas por los hidratos de carbono integrales (arroz, pasta, harina...) siempre serán más saludables porque además te aportarán fibra.
- Para conseguir un vientre plano son imprescindibles dos litros de agua al día. ¡Como mínimo! Aunque inicialmente te llena el estómago, se elimina muy rápidamente y te ayuda a deshacerte de líquidos y grasas sobrantes, purifica tu cuerpo de sodio (que produce acumulación de fluidos) y, a la larga, termina por favorecer un vientre más plano. Las frutas y las verduras también contienen agua, que lo sepas.
- Pero evita las bebidas con gas. Mientras que el agua la puedes beber a saciedad, las bebidas carbonatadas son tus grandes enemigas para tener un vientre plano. El gas aumenta la hinchazón, provoca gases y el dióxido de carbono de las burbujas hace que el estómago se vacíe más lentamente.
- Vigila la sal. Y es que el sodio que contiene produce retención de líquidos que se pueden acumular en tu abdomen, abultándolo. Lo ideal es no tomar más de una cucharada de café de sal al día repartida entre todos los alimentos así que... ¡raciónala! Y busca alternativas como las especias para llenar tus comidas de sabor sin perjudicar a tu forma.
- Favorece las digestiones fáciles. Sólo tienes que seguir sencillas normas como no dormir inmediatamente después de una comida, no atiborrarte a líquidos mientras comes, hacer cinco comidas ligeras al día y cenar pronto.
- ¡No mastiques chicle! ¿Sabías que mientras lo masticas estás tragando una cantidad enorme de aire? Ese aire no tiene calorías pero va directo a tu estómago a provocar hinchazón.
- Sí a las verduras pero... Las verduras son tus grandes aliadas en dietas para adelgazar por su escaso valor calórico y sus grandes beneficios. Eso sí, es recomendable no comerlas crudas del todo sino ligeramente cocidas (al dente). Conservarán sus nutrientes pero ocuparán menos en tu estómago, reduciendo la hinchazón.
- Prohibidos los fritos y las grasas. Tienen un alto contenido en grasas saturadas, de digestión muy lenta y que te hacen sentir demasiado pesada.
- Vigila las intolerancias. Si tienes intolerancia a ciertos alimentos, éstos te podrían provocar hinchazón en el vientre.

¿Conoces la Dieta del Vientre Plano?
Se trata de un plan ideado por la autora Liz Vaccariello y por Cynthia Sass, editora de la revista médica Prevention y nutricionista. Inspirada en la dieta mediterránea, es una pauta de unas 1.600 calorías dirigida a reducir el exceso de grasa en el abdomen sin pasar hambre. Su base son los alimentos sin refinar, los granos integrales, proteínas ligeras y una mínima cantidad de carne roja.

Su otra clave consiste en la paulatina introducción de grasas monosaturadas en cada comida, es decir, el aceite de oliva, los aguacates, las semillas, el chocolate negro, la soja, el lino y el aceite de girasol.

Es una dieta muy fácil de seguir y adaptable incluso a vegetarianos y personas con alergias. Puedes encontrar todos los secretos de la Dieta del Vientre Plano adquiriendo su libro online en www.flatbellydiet.com/.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada