http://es.paperblog.com/

viernes, 1 de febrero de 2013

CULOTERAPIA : AUMENTAR, REDUCIR, ELEVAR

El culo o esa nueva preocupación estética universal. Hablamos con una experta en medicina estética que nos revela los nuevos protocolos revolucionarios para conseguir la perfección.
Lo dijo Galileo hace ya algún tiempo y las celebrities no hacen más que reivindicarlo con su particular bodyrevolution: el mundo ya no es plano, al menos en lo que a culos se refiere. Agárrense que vienen curvas.
Las pasarelas han hecho un hueco a las más peligrosas llegadas de Brasil como las de Adriana Lima, de Francia como las de Laetitia Casta y de los Países Bajos como las de Lara Stone. En la alfombra roja, Jennifer López o Pippa Middleton han hecho de su trasero un trending topic y en Hollywood,  Jennifer Lawrence y su cuerpo de escándalo han desafiado los patrones establecidos por la mismísima maison Dior. Pero ¿y la calle? La doctora Rosso de Corporal M+ C lo corrobora: el culo es un tema común entre los especialistas en medicina estética.
Podemos hablar de cara b, de nalgas, de posaderas y ¡hasta de pompis! pero lo cierto es que hablamos y mucho de la nueva preocupación estética universal: el culo. Y, ya que, según una encuesta sobre la percepción corporal, un 60% de las mujeres cambiaría algo del suyo, hemos contactado con un experto para que nos revele todos los secretos para conseguir un culo inmejorable.
Caderas prominentes, glúteos turgentes y un volumen considerable son las nuevas pautas que triunfan en todo el mundo y no sólo en Lationamérica. Pero no hace falta haber curtido nuestro cuerpo en las playas para lograrlo. En internet basta teclear Todo por un culo 10 para dar con el santo grial de las posaderas perfectas,  la doctora Rosso nos da las claves del protocolo 3.0: cómo, cuándo y por cuánto conseguir nuestro objeto de deseo sea cuál sea nuestro tipo de cuerpo y nuestro objetivo.
 
LAS CLAVES PARA CONSEGUIRLO
 
1. OBJETIVO: REDUCIR
¿Para quién?
Para pacientes con mucho volumen en general o localizado en alguna zona en particular.

¿Qué?

Ultracavitación, mesoterapia y carboxiterapia, según la cantidad de tejido adiposo
¿Cómo?
La ultracavitación es el tratamiento lipolítico por excelencia y consiste en un ultrasonido que destruye la grasa a través de la infiltración de un suero. Está indicado para aquellas personas cuyo tejido adiposo analizado supere los 2cm.
Si la capa de grasa es menor de 2 cm, podemos recurrir a la mesoterapia o a la carboxiterapia:
La mesoterapia consiste en la infiltración de sustancias para aumentar el metabolismo celular para así, potenciar el consumo de los triglicéridos que se acumulan en el tejido graso. Y la carboxiterapia: a través de la infiltración de dióxido de carbono, un gas que aumenta la microcirculación sanguínea, reduce los tejidos grasos y mejora la calidad de la piel.
La doctora Rosso recomienda acompañar los tratamientos con cosméticos anticeluliticos que incluyan cafeína, carnitina o extracto de guarana.
 
2. OBJETIVO: AUMENTAR¿Para quién?
Para aquellas personas cuyos glúteos no tienen proyección ni volumen, muy habitual en mujeres de hombros anchos y caderas estrechas.

¿Qué?
Electroterapia y radiofrecuencia

¿Cómo?

La electroterapia consiste en aplicar una corriente eléctrica para estimular la tonificación muscular que es lo que da volumen al glúteo.
¿Cuánto? Esta técnica requiere de 1 o 2 sesiones semanales durante al menos 10 semanas para lograr los objetivos deseados.

La radiofrecuencia, a través del calor, estimula la creación de colágeno nuevo en la capa, lo cual produce un tensado de la misma. Este efecto se logra en dos tiempos: uno, inmediato, por una contracción del colágeno existente, y un segundo tensado cutáneo y tardío, por la formación progresiva de colágeno nuevo, más compacto, que produce un remodelado duradero de la piel
La doctora recomienda productos que combinen la acción del DMAE con proteoglicanos, dos ingredientes frecuentes en los cosméticos para el rostro que cada vez se usan más para el cuerpo.
 
3. OBJETIVO: MOLDEAR¿Para quién?
El problema más frecuente entre las pacientes de la doctora Rosso es la flacidez. La consecuencia inmediata de nuestro cuerpo al sedentarismo, que se potencia en aquellas mujeres que pasan mucho tiempo sentadas o que no hacen ejercicio pero también a los efectos propios de la edad. Sus peores enemigos son "la falta de tiempo para realizar actividad física y la disminución en la producción de colágeno y elastina que va pasando con los años", explica la doctora.

¿Qué?
Carboxiterapia o mesoterapia combinada.

¿Cómo?
La carboxiterapia reduce volumen y combate la flaccidez Y la mesoterapia puede combinar sustancias lipolíticas con otras drenantes o tensoras como el silicio DMAE para realzar las nalgas.

¿Cuánto? Ambas técnicas pueden dar excelentes resultados con una frecuencia de 1 o 2 veces a la semana y con un mínimo de 10 sesiones. Además, si lo combinamos con radiofrecuencia mensual, el efecto se optimiza.

4. OBJETIVO: TONIFICAR¿Para quién?
Para aquellas personas que hayan perdido tono muscular por la falta de ejercicio o la edad.
¿Qué?
Electroterapia, radiofrecuencia y tratamiento con hidroxiapatita
¿Cómo?
La electroterapia está también indicada para tonificar y combinada con radiofrecuendia mensual que estimule la producción de colágeno conseguiremos realzar la zona.
¿Cuánto? Se precisan al menos 10 sesiones de electroterapia, con una frecuencia de 2-3 veces a la semana y radiofrecuencia mensual durante, al menos, 6 sesiones.

Otra opción es la aplicación de hidroxiapatita cálcica, una sustancia que el cuerpo reabsorbe y que estimula la producción de colágeno.

No hay comentarios:

Publicar un comentario